Una cerveza al día… … mantiene al doctor en la lejanía

27Feb/152

Fantôme Chocolat

Fantome ChocolatFantôme Chocolat - http://www.ratebeer.com/beer/fantome-chocolat/40065/

Fantome es una cervecera belga cuyas birras son conocidas por su originalidad (hay quien diría genialidad), y de los que yo sólo he probado su curiosa Saison. Esta Chocolat, otra saison, promete más curiosidad si cabe, ni que sea por el nombre y la etiqueta enseñando granos de cacao (se supone que lleva polvo de dicha semilla).

Servida lucía un naranja oscuro pelín marrón, era absolutamente turbia y presentaba una espuma bastante decente.

Asomada la nariz me pareció muy intensa, fue curioso porque me transportó a la primea geuze que tomé, aquella mítica Cantillón, cosa que no esperaba para nada y me dejó pensando un ratejo hasta conectar los puntos. Me pareció muy cítrica, transmitía la sensación de ser fresca, como un limón en su punto recién exprimido, y luego tenía ese mucho de famoso establo (lo que Carol identifica como el olor de las marraneras de Yanguas (su pueblo) 😆 .

Al darle el trago de nuevo me pareció muy cítrica, era algo ácida pero de alguna manera transmitía una sensación algo dulce, como un limón que así lo fuera. El regusto era una juerga, alguno la describiría como compleja 😀 me pareció que tenía un toquecillo como a pimienta negra muy sutil, aunque el polvo de cacao creo que me lo sugestiné, sé que jamás se me hubiese pasado por la cabeza.

Por cierto que la muy traicionera tenía 8º que ni se notaban, me pareció hasta adictiva en el trago, siempre pidiendo otro, y encima era bastante refrescante. La verdad es que pensaba que iba a ser muy rara para mi pero me convenció, recordándome a la impresionante Mariage Parfait. De las mejores birras que he tomado ultimamente, para repetir, lo que es posible gracias a un precio razonable: 6,59€ en Bierkompass.

16Feb/152

Aecht Schlenkerla Helles Lagerbier

Aecht Schlenkerla Helles LagerbierAecht Schlenkerla Helles Lagerbier - http://www.ratebeer.com/beer/aecht-schlenkerla-helles-lagerbier/16402/

Me topé con un getränkemarkt que tenía bastante birra "rara" para lo que se suele encontrar en Munich, aunque sólo en cuanto a cervecera, pues los estilos seguían siendo helles, dunkel y weißbier en su gran mayoría.

Una de las que sólo lo era a medias era esta helles de Schlenkerla, la cervecera de Bamberg cuyas cervezas ahumadas son la pera y bastante conocidas. La curiosidad por ver el estilo bávaro por excelencia interpretado por esta gente era máxima 🙂 .

Luce según los cánones: rubia, transparente, burbuja totalmente invisible. Pero al asomar la nariz ya se deja notar la mano de la Brauerie Heller, aunque de manera muy sutil, al menos para mi olfato: al típico aroma que me recuerda a pan se une un toquecillo ahumado muy disimulado, tanto que no sé si hace unos meses lo hubiese notado. Sin embargo, es algo que muchas de las birras franconas tenían y que ya asocio con maltas ahumadas, no sé si correctamente.

El trago me gustó mucho, mucho. Dulce de entrada, en seguida se notaba el regusto amarguito, lupulado pero sin molestar, unido con un toquecillo nuevamente ahumado, de los que de tan ligero no me hacen pensar en alimentos raros (torreznos, salmón ahumado, etc 😆 ), más bien me recuerda a esas ricas kellerbier de la región (me viene a la cabeza la Griess, que me pirró).

Aun así se bebía sola, con una finísima burbuja picosa y un alcohol muy moderado, 4.3º. Genial que con ese alcohol esté tan sabrosa y sea a la vez tan refrescante.

En fin, mucho menos llamativa que las otras Schlenkerla que he probado, pero a mi me pareció muy buena, una joyita que quizá pasa desapercibida pero que nunca me cansaría de beber. Me costó 1.10€ en el Willibald Getränkemarkt.

1Oct/142

Engelszell Benno Trappistenbier

Engelszell Benno TrappistenbierEngelszell Benno Trappistenbier - http://www.ratebeer.com/beer/engelszell-benno-trappistenbier/196688/

Pues la otra birra que nos llevamos del monasterio trapense de Engelszell tras visitarlo de pasada fue esta belgian ale (aunque en este caso es austríaca). Con que esté la mitad de rica que su Gregorius me vale 😀 .

Servida tiene un aspecto la mar de apetecible: entre granate y marrón, turbia y con buena espuma, pide a gritos acercar la nariz a ver qué se cuenta.

Y bueno, pues huele la mar de bien, un olor que me pareció muy dubbel belga, dulce y afrutado, con esos tonos que a mi me hacen pensar en frutas rojas maduras, tipo ciruelas o así. A pesar del dulzor me pareció que al terminar de inspirar venía un toquecillo como ácido, quizá cítrico, me recordó un poco a la riquísima Abbaye des Rocs de navidad.

Eso que era tan sutil en el olor tomó protagonismo en el trago, pues además de la fruta típica de una cerveza de estas me pareció en el regusto bastante más entre ácida y amarga de lo que yo esperaba. De hecho casi diría que era bastante lupulada, lo cual compensaba bien, redondeaba el trago para mi gusto, además de hacerla original.

Curiosamente, poco a poco el perfil belga más clásico fue ganando presencia hasta hacerme casi olvidar cómo había empezado. Sus 6.9º no me pareció que se notasen, excepto quizá en lo seca que dejaba la lengua.

Pues me pareció muy buena, sabrosa y con un punto original que además la alejaba muy mucho de ser empalagosa, y que gracias a cómo fue cambiando la hizo la mar de entretenida. Aunque no sale muy barata, al haberla comprado directamente en el monasterio, no fue para tanto: unos 2.50€.

4Sep/140

Weiherer Urstöffla

Weiherer UrstofflaWeiherer Urstöffla - http://www.ratebeer.com/beer/weiherer-urstoffla/149913/

Pues tras el buen comienzo de ayer me apeteció seguir dándole salida al cargamento nuremberguiano con esta dunkel lager de la Brauerei-Gasthof Kundmüller, cuya rauch ya probé y me gustó bastante.

Esta alemana (también de los alrededores de Bamberg) lucía mucho menos oscura de lo habitual, un color entre ambar y marrón totalmente transparente.

Me sorprendió que el olor me recordó mucho a una doppelbock en la primera olisqueada... desde luego no lo que yo tengo asociado al estilo, sino algo mucho más oscurito, menos dulce, como a frutos secos, nueces o así, y también... caray, igual que ayer pero más obvio: me olía un poco ahumada, me recordó en un par de olisqueadas a la impresionante doppelbock de Schlenkerla, no tanto al famoso olor a torrezo 😀 sino algo más sutil que de alguna manera mi cabeza conecta con salmón ahumado 😀 .

En el sabor empezó más clásica, por acaramelada y dulce, pero aun así tenía un toque como... no sé, era como miel tostada con un toque que como a nueces o pan que con los tragos nuevamente me hizo pensar que estaba algo ahumada. Era un contraste entre dulce y ese algo que sin ser salado me hacía pensar en cosas saladas.

Aun así era relativamente ligera (y la burbuja era pura delicadeza) y sus 5.2º no suponían peligro ninguno, haciendo que, unido a la curiosidad que despertaba cada trago, bajase excesivamente rápido, y sabiéndome a poco (y eso que es medio litro!).

Reconozco que la cogí por alternar con la de ayer, pensando que iba a ser un poco cacahué, pero al contrario, me terminó pareciendo muy buena, tan sabrosa y a la vez fácil de beber. Quizá las expectativas me la jugaran, pero vaya, me quedé con ganas de haber comprado unas cuantas más. Y no hubiese sido problema ya que, como todas las del Landbier Paradies, me costó sólo 0.80€.

3Sep/142

Griess Kellerbier

Griess KellerbierGriess Kellerbier - http://www.ratebeer.com/beer/griess-kellerbier/28669/

Tras un intenso día en Nürnberg y Bamberg tocaba estrenar el botín adquirido en la Landbierparadies (23 cervezas me llevé yo, 60 mi cuñado 😆 ) con esta kellerbier de la Brauerei Griess, situada precisamente en los alrededores de Bamberg (de hecho, diría que todas las cervezas de la inmensa tienda era de la zona).

Con el típico aspecto del estilo (rubia pajiza y ligeramente turbia), esta alemana dejaba asomar un olor realmente agradable. Me pareció de primeras bastante cítrica, así entre hierba y un limón fresco pero dulce, si es que tal cosa fuese posible 😀 , y en un momento dado, juraría que me olió ahumada. Será que todavía sueño con las Schlenkerla del otro día 😆 ?

Al darle el primer trago, sorpresa: lúpulo del que yo llamo europeo, que es más amargor que otra cosa, contrastando con el aroma, y dejando paso en los siguientes traguetes a un delicado sabor entre pan y quizá nueces, dejando notarse ese rollo como a paja y ese "rasca rasca" en el paladar de las kellerbier de una forma muy sutil y ligera, combinándolo con una gran bebibilidad a la que contribuía una burbuja hilada muy fina y un alcohol relativamente moderado (tiene 5.1º).

Pues estaba muy buena, trago tras trago fue ganando hasta volverse casi adictiva. Y encima el precio, más impresionante que de costumbre: a la hora de pagar, el tío de la Landbierparadies nos cobró todas a 0.80€ 😯 .