Una cerveza al día… … mantiene al doctor en la lejanía

13Ene/145

Paulaner Braumeister Edition No. 1 «Münchner Revoluzzer»

Paulaner Braumeister Edition No. 1 "Münchner Revoluzzer"

Paulaner Braumeister Edition No. 1 "Münchner Revoluzzer" - http://www.ratebeer.com/beer/paulaner-braumeister-edition-no-1-munchner-revoluzzer/234377/

Aunque Baviera en general y Munich en particular son lugares en los que los estilos de cerveza son muy limitados y tradicionales, lo cierto es que existe un circuito de pequeñas cerveceras intentando hacer cosas "nuevas" (al menos para este mercado), contagiados en lo bueno y en lo malo por el tan de moda movimiento "craftbeer".

Yo endiendo esta Paulaner Braumeister ("maestro cervecero") en su primera edición ("revolucionaria muniquesa") como el intento de una grande como es Paulaner de subirse al carro, ya que es turbia y usa dry hopping, o lo que es lo mismo, sin filtrar y lúpulo, como mandan los cánones modernos (aunque para variar el lúpulo usado es europeo, saaz para más señas, y es una lager en vez de una ale, como la mayoría de alemanas). Oye, pues estupendo, y que otras tomen ejemplo y se animen 🙂 .

Esta supuesta helles alemana era naranja claro y turbia, con una espuma blanca que al principio es gaseosa pero de la cual duró un dedo con una entereza encomiable 😀 .Paulaner Braumeister Edition No. 1 "Münchner Revoluzzer" - details

El aroma me pareció dulce y agradable, al principio muy tipo kellerbier, de las que tienen un toque cítrico además del típico dulzor de la malta. Es curioso cómo de pronto cambió al ya mítico olor a pino de aquellas primeras IPAs, mucho más ligero que en aquellas, claro... tanto que a ratos si estaba, a ratos no, y de hecho Carol dijo que de eso nada, que huele un poco a codillo 😆 pero nada de pino.

Pues será cosa mia pero en el sabor me pasó parecido, aunque con menos lúpulo (de hecho, el rollo pino se notaba sobretodo al expulsar el gas por la nariz 😆 ) y más kellerbier, de las que son como ásperas en la lengua, con ese amargo seco que es en lo que yo pienso cuando alguien dice que es sabor terroso, pero con el toque cítrico de nuevo muy presente, haciéndola muy refrescante sin perder el puntillo sabrosa.

Bueno, revolucionaria no diría yo, pero ni falta que le hacía: se me hizo tipo una muy buena kellerbier pero con un toquecillo extra de lúpulo (nada exagerado). Para repetir sin problema, y creo que el precio rondaba los 0.90€ en el Tegelmann, con lo cual se presta a ello (si es que la vuelvo a encontrar).