Una cerveza al día… … mantiene al doctor en la lejanía

10Sep/134

Lervig Hoppy Joe

Lervig Hoppy Joe

Lervig Hoppy Joe - http://www.ratebeer.com/beer/lervig-hoppy-joe/179927/

Y sigo dándole al lote que me trajo el amigo Pau estrenando nacionalidad con esta amber ale noruega de la cervecera Lervig, que es una de esas nóridicas que últimamente suenan bastante en el mundillo. Espero que por buenas razones 😀 .

La etiqueta indicaba chinook, simcoe y nelson sauvin. Como siempre, la famosa tabla de lúpulos de los amigos de Cervecearte nos dice la teoría . Veremos qué dice mi loca nariz en la práctica 😀 .

Servida lucía fantastica: además de la chulísima etiqueta, lucía entre rojo y naranja oscuro, ligeramente turbia, y aunque la espuma parecía que iba a desaparecer pronto, se mantuvo un dedo con cierta entereza. Lervig Hoppy Joe - details

El aroma me sorprendió, porque era muy acaramelada, parecía muy maltosa, en vez de sólo lúpulo como a veces pasa con las cervezas lupuladas con poco alcohol (ésta tiene unos moderados 4.7º). Pero vamos, el lúpulo también se notaba: afrutada (me recordó a mandarina) y con eso que recuerda un poco a flores y que suelo asociar con mango. Mmmm... era menos intensa que otras, pero me pareció muy balanceada, con un poquito de todo. Carol se puso a oler de la botella y se la quedó un rato mientras veía la tele 😆 .

Es curioso que al darle el trago en cambio el lúpulo era máximo protagonista, tipo IPA de nueva ola, es decir, bastante amarga y seca, con un poquito de caramelo y fruta... pero en este caso, me pareció algo ligera, no sé... con poco cuerpo (si supiese que es eso, ya sería la panacea 😆 ), siendo, eso si, muy refrescante. Carol, en este caso, me dijo "no sé, es de esas que huele como sabe" y le gustó mucho, así que... no sé qué pensar 🙂 .

Olía espectacular y estaba bien buena, pero se me quedó un poco corta. Me pareció una cerveza de disfrutar a diario, con poco alcohol, sabor agradable y refrescante, y un aroma delicioso, pero viniendo de donde viene, seguro que sale cara. A buen precio, repetiría sin dudarlo.

Actualización: Zombier, que es donde el amigo Pau compró esta cerveza, dejó de estar en obras y la podéis comprar allí a 2.90€.

26Jul/122

Sagra Roja

Sagra_roja

Sagra Roja - http://www.ratebeer.com/beer/sagra-roja/167922/

Tras probar su sencilla pero rica Premium, le tenía ganas a esta nueva variedad de esta cervecera española (de Toledo para más señas). De estilo amber ale (o red ale como lo definen los de la propia cervecera), lucía, cómo no, roja (o más bien granate 🙂 ) muy muy oscura, más de lo que suele ser habitual en el estilo, transparente, con una espuma beige a la que le costó salir (pero de la que luego duró un dedo con entereza), y con mucha burbujita lenta y desperdigada.

El aroma en botella ya me llamó la atención, y en vaso no cambió: como cantaba Caminero en aquel anuncio de natillas, "caramelo, caramelo" 😆 . Me recordó
lejanamente al olor de la Hercules DIPA, que a pesar de todo su lúpulo se me hacía acaramelada en el aroma... con el paso de los tragos me hizo pensar más en una brown ale, un aroma a caramelo ligero, pero creo que bastante maltoso, nada de el dulce por el dulce.

El sabor al primer trago también me pareció curioso, aunque conforme pasaron los tragos (muy rápidos además, que venía de darme tute) se me hizo otra vez cercana a una dunkel, con ese sabor dulce acaramelado con un toque amargo quemado (y quizá también había algo de lúpulo). De hecho, me recordó bastante a aquella rica Luchs Bio(incluso en aspecto era parecida).

Quizá iba demasiado corta de gas, pero es posible que fuera esta botella, ya que me pasó lo mismo con unas Sagra Premium que iban en el mismo pedido... aun así, relativamente ligera y refrescante, pero de alguna manera bastante sabrosa a la vez, y con un aroma la mar de agradable. Muy buena, estos de Sagra saben un rato. Para repetir con  frecuencia a lo largo del verano, y encima tiene un precio razonable (me costó 1.85€ en Lupulo A Mansalva).

18Jul/114

Rodenbach

Rodenbach

Rodenbach - http://www.ratebeer.com/beer/rodenbach/1193/1/1/

Una nueva marca belga flamenca, de las más conocidas en los círculos cerveciles, en una variedad que fue proclamada como la cerveza más refrescante del mundo por el famoso cazador de cervezas Michael Jackson (si, hay más gente que se llamaba así además del que todos conocemos :-D). Con esta fama, no lo dudé a la hora de decidir cuál tomarme después de 42 kilometrillos en la bici en un día caluroso 🙂

El caso es que al ver el estilo de la cerveza, sour o wild ale (que creo que son cervezas de fermentación espontánea o parecidas pero que no se pueden clasificar en ninguno de los estilos habituales de este tipo de fermentación), me sorprendió, ya que normalmente estas cervezas son de estilo ácido tipo sidra, y no me pegaba para nada con la idea que tengo yo de lo refrescante. De hecho, el estilo que ha dado fama a Rodenbach es el de mezclar cervezas jóvenes fermentadas en tanques de metal y cervezas viejas añejadas en barriles de roble durante varios años (en esta versión, el porcentaje es 75% joven 25% vieja).

Al servirla tenía color granate oscuro turbio. La espuma fue generosa, pero de tipo gaseosa, y no me duró ni un minuto en la copa :-(. El aspecto era bueno, aunque no lo que yo asocio a una cerveza para refrescar :-).

Al acercar la nariz... um, nuevamente noté ese aroma que me recuerda a la sidra... por momentos me hizo pensar en el vino, pero luego... no, no, era rollo sidra, con ese mismo toque dulzón que no me gusto nada en la Lindemnas Faro, pero muchísimo más suavizado que en aquella. No es mi tipo de aroma preferido, me gusta mucho lo que noto de frutas (así tipo manzanas ácidas y quizá también algo de cerezas), pero sigo notándolo un poco dulce para mi gusto.

El sabor también me pareció de ese tipo, pero con mucho menos dulzor, lo que me sorprendió en contraste con el aroma (y me agradó mucho 🙂 ). Apenas pude percibir el sabor más típico de la cerveza, ese amargo lupulero, me recordó más a una sidra, pero de las de verdad, de las ricas :-D. Tenía un sabor amargo muy suave y refrescante que por momentos me recordó un poco a las weisse de trigo (también en algún momento me hizo pensar en el té), pero acompañado de un ácido afrutado nada peleón y muy agradable. También me pareció bastante gaseosa. Conforme bebí más si que la noté un pelín más dulce, tipo cereza, más cercana al aroma, pero sin llegar a molestarme.

Es curioso, nunca lo hubiese dicho al olerla o tomar el primer trago, pero si que me pareció ciertamente refrescante. Me calmó la sed sorprendentemente bien (y eso que llevaba mucha :-D), y entró muy suave y agradable. Aunque el tipo de aroma no me terminó de convencer, me pareció una gran opción para hidratar sin renunciar a un sabor realmente trabajado y entretenido. Me costó unos muy aceptables 1.70€ en El Cervecero, así que seguro que repetiré.

 

29Jun/112

Chimay Rouge

Chimay_rouge

Chimay Rouge - http://www.ratebeer.com/beer/chimay-rouge-red/51/

Nueva incursión en terreno trapense con una dubbel, la última que me faltaba por probar de la cervecera belga Chimay. Al abrirla, salió un montón de vaporcito (me encanta cuando pasa eso 🙂 ) y la espuma brotó poco a poco, obligándome a servir al menos la mitad antes de poder ni siquiera echar una olisqueada :-D. Al servirla, la espuma confirma su empuje, como se puede ver en la foto :-D, y además aguantó bastante bien. El color es uno que he aprendido a amar (hoy estoy poético, se ve), ese marrón-naranja oscuro turbio. A la apariencia poco más le puedo pedir :-).

El olor en botella era muy curioso. Al principio, lo primero que pensé fue en algo picante, pero luego enseguida me vino a la cabeza algo como frutas rojas dulces, quizá frambuesas o cosas así. El caso es que por momentos me recordó un poco al aroma de la BrewDow 5a.m Saint, y ya, sugestionado por lo que dicen de ella, me pregunté si no sería eso de las frutas tropicales... en fin, un desvarío total, me pasé un buen rato antes de servirla del todo en plan "ah, ya sé, es... no, no sé" :-D. Para rematar, en la copa me pareció más el típico aroma de las dubbel, muy agradable y suave. Realmente apetecible, pero... ¡qué contraste con lo que me pareció que salía de la botella!

El sabor, directamente, me llevó a un terreno conocido, el de las dubbel, pero me pareció que el saborcillo ese entre amargo y dulce que al principio me hacía pensar en el café y el caramelo y que he terminado asociando al regaliz estaba muy bien integrado, disimulado por un agradable dulzor que no me empalagó en absoluto. No sé, no encontré un algo que me hiciese decir "esto es!", pero el conjunto me encantó, y además no cansaba en absoluto. Le gustó incluso a mi novia que normalmente arruga la nariz ante las dubbel :-D. Además los de alcohol (que tampoco es que sea mucho, pero no está mal) no existían en el sabor ni aroma... ¡seguro que tiene cuerpo de ese!

En fin, los expertos suelen valorar mejor las buenas cervezas de graduación alta (supongo que es difícil conseguir que el alcohol esté tan bien integrado como en los buenos representantes de ese tipo de cerveza), y con las Chimay no es excepción, pero para mi gusto esta es la mejor que he probado de esta cervecera (vale, tengo que darle otra oportunidad a su Chimay Tripel, que era joven cuando la tomé :-D, pero no creo que supere esto) y diría  que la mejor dubbel que he tomado hasta ahora. Para rematar, está disponible en el Alcampo a algo así como 1.75€.

19Jun/117

Leffe Radieuse

Leffe_radieuse

Leffe Radieuse - http://www.ratebeer.com/beer/leffe-radieuse/2512/2/1/

Una nueva Leffe, la versión granate (aunque tenía bastante de naranja oscuro, aunque no tanto como parece en la foto), tranparente y con una buena espuma que además aguantó bastante bien.

Al abrir la botella, me vino un olorcillo dulce suave que me recordó a las weisse alemanas. Con la sed que tenía en ese momento, no podía pensar en nada más apetecible :-D. Luego, en la copa, le fui notando el aroma típico de las belgian ale, afrutado, como a piel de naranja, como picante, aunque en esta me pareció algo suave.

El sabor también me pareció el propio del estilo, pero en este caso algo más dulzón, y con un toque que creo que es lo que, cuando no estaba en el mundillo y me tomaba alguna belga de vez en cuando, asociaba como a jarabe 😀 . No sé si permitirme decir esto, pero como no tengo vergüenza ninguna, pues ale... me pareció que tenía como un rollo a flores x-D. En fin, no sé, a mitad me pareció que me iba a cansar pero terminó entrando sin problema.

Tenía un puntito original, y además, a pesar de su potente graduación (8.2° de nada), es suave y no se nota nada el alcohol en el sabor, lo cual no es habitual ¿Será que tiene cuerpo de ese :-)?

No me pareció la pera, pero en un genero tan poblado y con tanta competencia como el de las belgian ale, agradecí el toque original. Sin ser nada del otro mundo, está rica y es accesible (me costó como un euro y pico en El Corte Inglés).