Una cerveza al día… … mantiene al doctor en la lejanía

11Dic/142

Locher Alpstein Bock

Locher Alpstein BockLocher Alpstein Bock - http://www.ratebeer.com/beer/locher-alpstein-bock/264516/

Mi hermana y mi (futuro) cuñado me visitaron en verano tras una ruta por los Alpes suizos, y me trajeron un par de birras, entre ellas esta heller bock (una bock es el estilo de cerveza fuerte alemana más tipico, y heller, pues que no es oscura) de la cervecera suiza Locher Appenzeller Bier.

Lucía rubia tirando a naranja, ligeramente turbia,  apetecible pero un poco tristona por culpa de la diferencia de capacidad entre botella y jarra 😀 .

El aroma me pareció curioso, ya que a los típicos toques que me recuerdan a miel tan típicos en las bock alemanas se unía un algo mucho más... como oscuro. Era como acaramelada, pero como si el caramelo estuviese quemado, y al rato no sé, me pareció afrutada, me hizo pensar un poco en una tripel belga, aunque en teoría tenga poco que ver con aquellas.

El trago en cambio me pareció totalmente alemán, al menos lo que yo tengo asociado con las bock rubias: dulce, tipo miel, y bastante maltosa, como densa en el trago. Pero yo normalmente las encuentro empalagosas, y en cambio ésta se me hizo muy bebible, muy bien hecha, con un final en el que se mostraba algo alcohólica (sus 8º no son tontería), pero de una manera nada molesta para mi gusto.

En definitiva, bastante redonda: la primera bock rubia que me gusta tanto como una buena doppelbock. Me pareció muy buena birra, aunque de precios no sé porque fue un regalo (gracias Enric 😀 ).

 

28Oct/143

Straffe Hendrik Brugs Quadrupel

Straffe Hendrik Brugs QuadrupelStraffe Hendrik Brugs Quadrupel - http://www.ratebeer.com/beer/straffe-hendrik-brugs-quadrupel/130335/

Recuerdo que me terminó sorprendiendo bastante la tripel de esta serie de la cervecera belga Huisbrouwerij De Halve Maan, así que había ganas de abrirse la quadrupel a ver qué tal.

Servida lucía muy oscura, granate a trasluz, y con una espuma cremosa que, en parte por la copa, aguantó bien el tirón.

Asomado el hocico, llegaba todo lo que había venido a buscar después de un tiempo sin darle a lo belga: dulce, intensa, afrutada, me recordó mucho a un bizcocho al licor, de esos que llaman borrachos. No es la primera vez pero en ésta fue lo primero que pensé. Incluso me hizo pensar en cómo huele el ron (cosa rara en mi que no soy nada aficcionado).

Al trago me pareció realmente rica, lo primero que me vino a la cabeza fue que era muy redonda: empezaba dulce, muy afrutada y acaramelada, tipo regaliz, para enseguida dejar paso a un agradable calor alcohólico tipo el que dejaría un licor, y que además duraba en la boca mucho rato.

En los siguientes tragos se hacía menos alcohólica (aunque seguía ahí) y a la fruta se le unió el caramelo, lo que a mi me parecía tipo piruleta, pero como quemada, como a veces se quema el caramelo en un postre.

Un señor copazo, sabrosa como ella sola y traicionera con sus 11º que, si bien no están disimulados, no molestan en absoluto. Eso si, a mi se me terminó por hacer empalagosa, la recomendaría para tomar a sorbitos con un buen capítulo de Boardwalk Empire (o varios de Family Guy, tampoco hay que ponerse exquisito 😀 ) y quizá acompañar la segunda mitad con algo de comer.

Aun así, me pareció muy buena, y con un precio que, si bien no es bajo, es razonable para el tipo de cerveza que es: la compré, como parte de las recomendadas por Pau (gracias!), por 2.70€ en La Boutique de la Cerveza.

1Oct/142

Engelszell Benno Trappistenbier

Engelszell Benno TrappistenbierEngelszell Benno Trappistenbier - http://www.ratebeer.com/beer/engelszell-benno-trappistenbier/196688/

Pues la otra birra que nos llevamos del monasterio trapense de Engelszell tras visitarlo de pasada fue esta belgian ale (aunque en este caso es austríaca). Con que esté la mitad de rica que su Gregorius me vale 😀 .

Servida tiene un aspecto la mar de apetecible: entre granate y marrón, turbia y con buena espuma, pide a gritos acercar la nariz a ver qué se cuenta.

Y bueno, pues huele la mar de bien, un olor que me pareció muy dubbel belga, dulce y afrutado, con esos tonos que a mi me hacen pensar en frutas rojas maduras, tipo ciruelas o así. A pesar del dulzor me pareció que al terminar de inspirar venía un toquecillo como ácido, quizá cítrico, me recordó un poco a la riquísima Abbaye des Rocs de navidad.

Eso que era tan sutil en el olor tomó protagonismo en el trago, pues además de la fruta típica de una cerveza de estas me pareció en el regusto bastante más entre ácida y amarga de lo que yo esperaba. De hecho casi diría que era bastante lupulada, lo cual compensaba bien, redondeaba el trago para mi gusto, además de hacerla original.

Curiosamente, poco a poco el perfil belga más clásico fue ganando presencia hasta hacerme casi olvidar cómo había empezado. Sus 6.9º no me pareció que se notasen, excepto quizá en lo seca que dejaba la lengua.

Pues me pareció muy buena, sabrosa y con un punto original que además la alejaba muy mucho de ser empalagosa, y que gracias a cómo fue cambiando la hizo la mar de entretenida. Aunque no sale muy barata, al haberla comprado directamente en el monasterio, no fue para tanto: unos 2.50€.

21Jul/130

Ayinger Jahrhundert Bier

Ayinger Jahrhundert Bier

Ayinger Jahrhundert Bier - http://www.ratebeer.com/beer/ayinger-jahrhundert/2717/

Y vuelvo por territorio germano con una helles que se ha convertido en mi cerveza del verano dentro de lo que tomo de botella en casa. Esta "cerveza del siglo" es una rubia de color dorado y transparente como suele ser norma en su estilo, y llama la atención por lo limpia que es y la poca burbuja que pulula dentro de la jarra.

Al acercar la nariz el aroma me parece la máxima expresión de eso que digo que hace tanta gracia a algunos (y por buenos motivos 😀 ): cerveza de toda la vida, pero en versión agradable. Es dulce a malta, de ese dulce que a mi me recuerda a la miga de pan blanco, y me pareció que el típico toque amargo que a veces es impersonal y hasta poco agradable en este caso se dejaba notar más, pero recordándome un poco a hierba, a algo "fresco". Olía clásica pero muy bien, la verdad 🙂 .Ayinger Jahrhundert Bier details

El aroma y el sabor van totalmente de la mano en esta cerveza, al menos así me lo pareció: bastante dulce en el primer trago, muy a pan (muy a miga de pan, me parece siempre a mi), con un amargor moderado pero más "sabroso", se nota más que en otras pero con más sabor, en vez de ser ese amargor "anónimo" que otras veces he comentado, lo que hace que sepa muy "fresca", por decirlo así. No me llegó a cansar en ningún momento, y podría habérme tomado otra perfectamente (y sus 5.5º tampoco son una gran amenaza, aunque ya sea una cantidad respetable si te la tomas de a medios litros 😀 ).

La verdad es que es de las mejores cervezas que he probado en este estilo. Como siempre pasa con éstas, si la acompaño con comida u otras birras seguramente me pasaría más desapercibida, pero en el momento perfecto es símplemente deliciosa,  sencilla, pero muy redonda y tremendamente refrescante. Y como siempre, el precio es la mar de accesible: 0.85€ en el Hit.

20Jul/130

The Kernel India Pale Ale Centennial

The Kernel India Pale Ale Centennial

The Kernel India Pale Ale Centennial - http://www.ratebeer.com/beer/the-kernel-india-pale-ale-centennial/131193/

La visita de un amigo trajo como sorpresa una caja llena de preciosidades (muchas gracias! así da gusto que lo visiten a uno 😆 ). Una de ellas es esta IPA de The Kernel, una pequeña cervecera inglesa que se ha puesto de moda últimamente, y cuyo catálogo es, cuanto menos, extensísimo. Mi amigo me insistió en beberme esta IPA cuanto antes, pues por lo visto su "frescura" se pierde rápido, como por otro lado pasa con las cervezas que usan mucho lúpulo para aportar aroma y sabor.

Otra peculiaridad es que es una single hop, que viene a decir que sólo usan un tipo de lúpulo (la extraña traducción es, si no me equivoco, monovarietal en lúpulo), en este caso centennial (cuando en la etiqueta puedo leer los lúpulos que lleva una cerveza, me parece curioso comprobar lo que yo noto con lo que dice en esta guía de lúpulos, publicada por Cervecearte).The Kernel India Pale Ale Centennial details

Servida luce realmente apetecible, con un intenso color naranja, turbia y con pequeñísimos puntitos negros de levadura. Al acercar la nariz a la botella ya despide un olor realmente agradable, casi perfumada, que para variar, es muy parecido una vez servida. Realmente afrutada, pero tipo tropical, entre mango y piña (quizá sea el famoso aroma a pomelo que yo, como no he probado el pomelo en años, no sé identicar), ácida y dulce como una buena naranja. Eso si, no era tan intenso como esperaba, aunque si muy agradable. De dejar la nariz asomada a la copa durante minutos.

El sabor me sorprendió. Normalmente las IPA, sobretodo las subiditas de alcohol (esta ahí le anda con unos nada despreciables 7.2º) me gustan, pero se me hacen pelín pesadas, pero en esta el sabor era intenso y muy limpio a la vez, con ese amargor tan característico de estas cervezas, afrutado y muy cítrico, pero dejando poco del mismo en la boca una vez tragada (cuando muchas otras veces lo que queda en el paladar se me hace demasiado "amargo sin sabor").

Me pareció que, a pesar de ser tan sabrosa, era tremendamente refrescante, convirtiéndola a la vez en una cerveza algo traicionera, pues invita al trago pero va cargada.

No me soprendió (en el sentido de que no me pareció especialmente diferente a otras del estilo), pero el aroma era hipnótico y realmente me pareció de las mejores que he tomado últimamente, el aperitivo de verano perfecto si no fuese por la pegada. No sé cuánto costó porque viene de Zombier, que anda en "obras".