Una cerveza al día… … mantiene al doctor en la lejanía

28Oct/143

Straffe Hendrik Brugs Quadrupel

Straffe Hendrik Brugs QuadrupelStraffe Hendrik Brugs Quadrupel - http://www.ratebeer.com/beer/straffe-hendrik-brugs-quadrupel/130335/

Recuerdo que me terminó sorprendiendo bastante la tripel de esta serie de la cervecera belga Huisbrouwerij De Halve Maan, así que había ganas de abrirse la quadrupel a ver qué tal.

Servida lucía muy oscura, granate a trasluz, y con una espuma cremosa que, en parte por la copa, aguantó bien el tirón.

Asomado el hocico, llegaba todo lo que había venido a buscar después de un tiempo sin darle a lo belga: dulce, intensa, afrutada, me recordó mucho a un bizcocho al licor, de esos que llaman borrachos. No es la primera vez pero en ésta fue lo primero que pensé. Incluso me hizo pensar en cómo huele el ron (cosa rara en mi que no soy nada aficcionado).

Al trago me pareció realmente rica, lo primero que me vino a la cabeza fue que era muy redonda: empezaba dulce, muy afrutada y acaramelada, tipo regaliz, para enseguida dejar paso a un agradable calor alcohólico tipo el que dejaría un licor, y que además duraba en la boca mucho rato.

En los siguientes tragos se hacía menos alcohólica (aunque seguía ahí) y a la fruta se le unió el caramelo, lo que a mi me parecía tipo piruleta, pero como quemada, como a veces se quema el caramelo en un postre.

Un señor copazo, sabrosa como ella sola y traicionera con sus 11º que, si bien no están disimulados, no molestan en absoluto. Eso si, a mi se me terminó por hacer empalagosa, la recomendaría para tomar a sorbitos con un buen capítulo de Boardwalk Empire (o varios de Family Guy, tampoco hay que ponerse exquisito 😀 ) y quizá acompañar la segunda mitad con algo de comer.

Aun así, me pareció muy buena, y con un precio que, si bien no es bajo, es razonable para el tipo de cerveza que es: la compré, como parte de las recomendadas por Pau (gracias!), por 2.70€ en La Boutique de la Cerveza.

10Jul/132

Engelszell Gregorius Trappistenbier

Engelszell Gregorius Trappistenbier

Engelszell Gregorius Trappistenbier - http://www.ratebeer.com/beer/engelszell-gregorius-trappistenbier/171748/

El ligero parón en la actividad del blog no sólo se ha debido a las muchas barbacoas, algunas regadas con helles, y otras con otras cosas, sino a un viaje de fin de semana a Viena, en el que a la vuelta mi mujer tuvo la feliz idea de proponer una parada en la abadía de Engelszell, que recientemente saltó a la fama cervecera por convertirse en el octavo monasterio trapense que fabrica y vende su propia cerveza (y que por cierto, es muy bonito).

Esto me permitió hacerme con una cerveza apropiada para celebrar la entrada número 250 😀 , una quadrupel austriaca que los monjes han dado en llamar Gregorious y que es turbia y de color entre granate y violeta, además de lucir una generosa espuma que fue creciento lentamente hasta formar un gracioso copete.

Al abrir la botella ya salía un dulce aroma a chocolate y toffee, muy belga, agradable e intenso. El caso es que servida apenas noté aroma al principio, y tardó mucho en volver a notarlo mi nariz, aunque cuando lo hizo era afrutado e intenso.Engelszell Gregorius Trappistenbier details

El sabor es sin duda muy belga de nuevo, muy afrutada, tipo ciruelas rojas o pasas, o fruta escarchada, y con un final alcohólico que no me molestó en el sabor pero si noté de forma muy agradable en la boca y garganta en forma de calorcito tipo licor (tiene 9.7º, que no es ninguna tontería). Tenía una ligerísima nota metálica, o eso me pareció en los primeros tragos pero no especialmente molesta o notoria.

En el regusto también me pareció muy acaramelada, un poco tipo piruleta, y me hizo pensar en una dubbel hipervitaminada, recordándome a la excelente Abbaye des Rocs Brune. El caso es que con los tragos se volvió un poco desbocada, excesivamente sabrosa, empalagosa incluso, con un sabor muy tipo higos o similar. Bien es cierto que me tomé botella y media, pues de tan intensa Carol se dejó la mita 😀 .

Es curioso: la juzgué bastante descompensada y algo empalagosa, excesivamente intensa y pelín alcohólica... y me encantó. Quizá es que hacía mucho que no tomaba nada así, pero me pareció muy buena a pesar de sus "fallos", si se los quiere considerar como tales. Me da la impresión de ser buena candidata a meterla en el sotano y olvidarse de ella un par de años. La compré directamente en el monasterio a 2.50€, un precio que no es caro, aunque algo subido para ser venta directa.

8Dic/120

La Trappe Quadrupel

La Trappe Quadrupel - http://www.ratebeer.com/beer/la-trappe-quadrupel/4565/

Y tras una cerveza rica pero pelín aburrida, decidí atacar esta quadrupel, un estilo que siempre va servido de sabor y alcohol, y por lo tanto de aburrido tiene poco 😀 . A esta belga de la trapense holandesa La Trappe le tengo, además, cierto cariño: fue de las primeras cervezas que encontré en España en una cervecería tras regresar de Bélgica, justo cuando empezó todo esto 🙂 , así que me trae buenos recuerdos.

Al servirla luce la mar de apetecible, con un color granate tirando a marrón, no demasiado oscura, turbia, y con una espuma con un aguante aceptable.

Al quitar la chapa ya se huele de lejos un perfume afrutado (y digo perfume porque me pareció que se notaba algo alcohólica). Una vez servida no era tan intensa, pero aun así dejaba un buen rastro de lo que me hace pensar en fruta oscura, tipo ciruelas, con un toque... um. Por más vueltas que le doy, me hace pensar en jabón o nuevamente perfume, pero en plan agradable por raro que suene 😆 .

El trago es, como esperaba, bien dulce, afrutada, y otra vez con ese regusto raro que hoy me hace pensar en jabón. Sin ser desagradable, que es lo más curioso. Lo comenté con mi mujer y ella me dijo que estaba muy rica y cremosa, pero no concluimos nada acerca del tema 😆 . El caso es que me pareció que conforme pasaban los tragos dominaba más y más.

Quizá se me hizo un poco más floja de lo que recordaba, por una vez y sin que sirva de precedente yo iba buscando una cerveza peleona y resulta que sus 10º pasaban un poco desapercibidos (aunque otras veces que la he tomado si he notado ese alcohol compensando el dulce), y además tenía poca burbuja (lo que por otro lado es de agradecer en este tipo de cervezas). Eso la convirtió en una cerveza la mar de traicionera. La segunda parte la acompañé de una tapa de níscalos al ajillo con chorizo, y el dulce compensaba muy bien ese picante.

Pues muy buena, que voy a decir si le tengo cariño 🙂 . A pesar de ser tan dulce y tener ese raro toque perfumado, no me empalagó (aunque quizá la botella entera a palo seco lo habría hecho). Y aunque eché de menos un poco más de pegada alcohólica para compensar, es una cerveza que nunca me sorprende, pero tampoco me defrauda. Sé lo que esperar de ella, vaya :-). Además cuesta unos razonables 1.99€ en Cervezas Especiales.

27Abr/125

Mikkeller Monk’s Elixir

Mikeller_monks_elixir

Mikkeller Monk's Elixir - http://www.ratebeer.com/beer/mikkeller-monks-elixir/72913/

Tras un tiempo sin darle a una cerveza de postre, me decidí por este elixir de los monjes del cervecero Mikkeller, conocido por su estilo "gipsy" (vamos, que va de cervecera en cervecera con sus recetas haciendo lo que le viene en gana :-D). Esta quadrupel, de hecho, se elabora en la belga De Proefbrouwerij, como muchas otras Mikkeller, aunque sea de procedencia danesa.

Al lío, que servida ya luce interesante, muy oscura, casi negra, pero con toques granates a trasluz, y una espumaza que hizo un copete como sólo un vaso trapense puede lograr :-D. La duración es otro cantar, lo normal.

El aroma ya se huele al abrirla, desde la botella, muy dulce, más suave de lo que esperaba. Me pareció de primeras afrutado, tipo ciruelas rojas muy maduras. También me parecía, aspirando mucho, que tenía un toquecito a algo dulce, primero pensé en chocolate, pero luego me pareció que era algo tipo vainilla (o batido de 😀 el caso es que me hizo pensar en algo lácteo). Aun así, era menos intenso de lo que esperaba. Luego, al empezar a beber, me recordó un poco al aroma del clavo (quitando ese toque como salado que tiene).

El sabor también es dulce de primeras, incluso parece que va a ser demasiado, pero justo al pasar de la lengua me dejaba un buen toque a amargo lúpulo que llenaba mucho el paladar (un sabor que se me hizo un poco parecido a la menta), y además el alcohol se deja notar con un agradable calorcito en la garganta (tiene 10º de nada), con lo cual quedaba bastante compensado.

Me pareció que tenía otro toque como ácido, no sé... quizá como un poco a madera (bueno, nunca he bebido zumo de madera, así que... a lo que me imagino que debe saber). Por momentos me hizo pensar en el whisky (bebida en la cual no puedo ser más profano, así que igual un buen whisky no tiene nada que ver 🙂 ) .

Um, pues no sé, ese último toque como a madera mezclado como algo que me recordaba a menta acabó dominando, incluso se notaba en el aroma, e hizo que se me hiciese ligeramente cuesta arriba hacia la mitad. Es curioso, porque luego al final, le volví a coger el punto y el último tercio lo disfruté mucho... excepto el último poquito, que entró medio solo, ¿quizá incluso un poco aguada? A lo mejor es que se me durmió un poco la lengua de tantos rollos :-D.

Desde luego, es una cerveza para tomar bien despacio, porque tiene unos cuantos matices y ese sabor que va cambiando conforme bebes. Por momentos me recordó un poco a la Gouden Carolus Christmas, no sé porqué. Diría que en aquella también había esos toques, pero en su momento no me fijé.

Las quadrupel no son mi estilo favorito de cerveza oscura (donde se ponga una imperial stout :-D...), pero aun así he probado cosas como la increible Rochefort 10 y diría que ésta le queda bastante por debajo. Estaba buena y me pareció "compleja", que diría aquel, pero los sabores que dominaban a ratos no eran mis favoritos. A mi novia, sorprendentemente, le pareció muy rica. ¿Algo está cambiando?

Aun así, una muy buena cerveza, aunque en su estilo hay mucha chicha y es difícil competir. Aun así, potente, sabrosa y algo traicionera como corresponde, pero no repetiré: no es la mejor que he probado y me costó unos muy caros 3.95€ en El Cervecero.

7Feb/126

Urthel Samaranth

La_foto

Urthel Samaranth - http://www.ratebeer.com/beer/urthel-samaranth/18188/

Una nueva quadrupel belga, quizá la más famosa de la serie Urthel, que es de la cervecera De Leyerth. Esta poderosa cerveza tenía un color granate, quizá menos oscura de lo que esperaba, y tenía una espumilla cremosa de la que no duró más que una capa, aunque decente para su graduación.

El aroma me pareció muy dulzón, acaramelado, en botella me hacía pensar incluso en chocolate, aunque en copa me dio la impresión de que se notaban esos aromas afrutados más propios de las belgas oscuras. Aun así, no me pareció un aroma muy potente.

El sabor si que era dulce, no empalagoso pero si algo más de lo que yo suelo gustar. Al final del trago me invadía un calorcillo alcohólico que ayudaba a contrarrestarlo, pero aun así me pareció que ese dulzor tapaba parte de otros matices que pudiese tener. Era afrutada, nuevamente me pareció un poquito ese sabor a ciruelas, pero no sé.

Eso si, disimulaba el alcohol tremendamente bien, haciéndola bastante traicionera. Sus poderosos 11.5° entran muy fáciles, aunque se note que es alcohólica, quizá me pareció su característica más notable... Me recordó un poco a la Scaldis Nöel, un poco más moderada (lo que da una idea de lo exagerado de aquella :-D).

Una buena quadrupel, que para mi gusto peca de dulce. Puede ir bien como cerveza de postre, ya que entra bien pero es poderosa y dulce. Pero eso si, si hay en el mismo menú una Rochefort 10, ni me lo pienso :-). Me costó 2.45€ en El Cervecero.