Una cerveza al día… … mantiene al doctor en la lejanía

19Nov/142

Vierzehnheiligen Nothelfer Trunk Dunkel

Vierzehnheiligen Nothelfer Trunk DunkelVierzehnheiligen Nothelfer Trunk Dunkel - http://www.ratebeer.com/beer/vierzehnheiligen-nothelfer-trunk-dunkel/14320/

Otra de las birras que me traje de los alrededores de Bamberg fue esta dunkel lager de la Brauerei Trunk, desconocida para mi como tantísimas otras bávaras.

Con el típico color entre rojo muy oscuro y marrón y sin apenas burbuja a la vista, el aspecto era para relamerse 😀 . Asomar el hocico a la jarra no hacía sino aumentar esas ganas, pues tenía un aroma que me pareció el ABC de lo que para mi es una buena dunkel: dulce y achocolatada, pero con un fondo así más "oscuro" (las famosas maltas asadas que siempre leo y por alguna razón me hacen tanta gracia 😆 ), algo así como nueces acarameladas y tostadas.

El sabor es, de nuevo, de lo mejor que he probado en este estilo, combinando una primera entrada dulce que me recuerda a chocolate o praliné (quizá un poquito de regaliz?), con un regusto más amargo, tipo muy tostado y quizá un poquiño tipo frutos secos (de los que vienen sin sal ni nada, que son amarguitos).

Pues me pareció muy buena, al nivel de mis favoritas dentro de este estilo (siendo la Hacker-Pschorr la que siempre recuerdo), sabrosa pero refrescante y muy bebible. Y si encima pienso que vino del Landbierparadies y por lo tanto me costó 0.80€, pues chapó 🙂 .

2Sep/146

Porterhouse Celebration Stout

Porterhouse Celebration StoutPorterhouse Celebration Stout - http://www.ratebeer.com/beer/porterhouse-celebration-stout-2010-/145625/

Y por fin, tras varios meses, llegó el momento en el que se me antojó una cerveza de postre. La inexorable alemanización (al menos en materia cervecera 😆 ) ha hecho disminuir estos momentos, favoreciendo una buena birra que acompañe la comida y refresque, pero no los ha eliminado. La elegida fue esta irlandesa de Porterhouse, que ya visitamos hace más de año y medio.

Esta imperial stout lucía oscura como ella sola, negra y con una espuma marrón clarita generosa, a pesar de lo precario de la chapa.

Asomada la nariz al orificio botellil se notaba un muy agradable aroma dulce, a chocolate con leche o praliné, pero me pareció que servida no era tan así, tenía un tonillo como más... no sé, era como afrutada, un poco a regaliz pero también a algo tipo licor de bayas o así. Me recordó un poquillo a la Black Albert en ese sentido, aunque mucho menos intensa, claro. Con la espuma disipada me pareció que se volvía un puntito más quemada, no tanto como a mi me gusta, pero en general me pareció que olía muy bien.

Al primer trago me pareció bien intensa, a pesar de sus "comedidos" 7.5º, pues todo ese dulzor de antes aquí no hacía acto de presencia en absoluto: café, torrefacto, algo así un poquillo como a tabaco, me hizo pensar que era una cerveza de adultos, algo así como llegar a apreciar un buen puro tras una juventud cigarretera (yo la verdad es que aborrezco fumar, pero me hizo pensar en eso).

La verdad que me gustó mucho, me recordó a aquella magnífica Hercules Stout, con ese genial contraste entre el dulce de su olor y lo... robusta que era al trago 😀 , y todo eso con una graduación mucho más comedida que lo que se estila ahora.

Muy buena, para repetir, aunque el precio, como prácticamente todas las imperial stout que he probado, no es bajo: en mi caso salió a2.95€ en La Boutique de la Cerveza.

6Ago/142

Velebitsko Tamno

Velebitsko Tamno

Velebitsko Tamno - http://www.ratebeer.com/beer/velebitsko-tamno/13028/

Mientras estábamos en Korenica los majísimos dueños de la casa en la que nos alojamos nos recomendaron, entre otros productos locales, una cerveza de la zona, Velebitsko, y nos regalaron un par de botellas de su rubia. Por suerte yo había encontrado esta tmavý en un super de la zona (sin saber nada, pues estábamos totalmente desconectados), y me llevé alguna botella.

Esta croata de Pivovara Ličanka era granate muy oscura, casi negra a simple vista, pero transparente a trasluz y con una espuma beige bastante maja.

Despedía un delicioso aroma dulce como a praliné (chocolate y caramelo, vaya) pero como si eso estuviese asado, es decir, sin llegar a ese olor a quemado que tienen las más oscuras pero acercándose. Aquello raro de la Telenn-Du estaba muy presente (nunca sabré describirlo 😆 ).  En ese momento me recordó muy mucho a una dunkel checa, de hecho a aquella Ferdinanda que tengo idealizada (o eso parece, ya que nadie opina que sea tan buena como me pareció, y no la he vuelto a probar. 😀 ).

El sabor era también dulce, pero más comedida que en el aroma, y si bien seguía siendo ese rollo como a chocolate o caramelo tostado (a ratos algo más tirando como a nueces), tenía un toque como aguado, pero de ese que la hace refrescante y curiosa, eso que creo que algunos describen como mineral y que siempre me parece acertado sin saber por qué.

Pues olía espectacular y estaba muy buena, sabrosa pero refrescante. A ciegas hubiese dicho que era checa, dentro de lo poco que he probado de aquel país me recordó mucho (y de heco está catalogada como tmavý, el tipo de lager oscura checa más habitual). Además fue la más barata hasta ahora, 6.40HKR (unos 0.85€).

29Dic/124

Vicaris Winter

Image

Vicaris Winter - http://www.ratebeer.com/beer/vicaris-winter-2012/189640/

Y sigo la ronda de navideñas (o de temporada invernal como parece ser en este caso) con esta belga de la cervecera Dilewyns, desconocida hasta ahora para mi (y las cientos que me quedan por descubrir de ese pequeño país 😀 ).

Servida, luce oscura y turbia, con un color entre marrón y granate, y una espuma beige de la que queda un dedo al cabo de un rato, pero que dura.

El aroma... ummm, ¡rico!. Tanto en botella como recién servida me olía a caramelo (de hecho, a piruleta roja, de esas con forma de corazón 😀 ) pero luego según bajó la espuma empezó a olerme a toffee, sirope, y un poco a chocolate, además del típico olor especiado belga. Muy Rochefort 10, lo que sólo puede significar cosas buenas 🙂 .Vicaris Winter details

El trago me recordó de nuevo a esa magnífica cerveza, sin llegar a su nivel, pero muy agradable: con ese sabor que a mi me hace pensar en toffee y en praliné (vaya, chocolate y caramelo :-D). Esta vez me recordó un poco a vainilla, no creo que se notase más que otras, símplemente me hizo pensar en eso.

También se dejaban notar sus 10º, que contrarrestaban tanto dulce sin llegar a molestar, pero calentando la boca. Aun así, me pareció que estaban muy logrados, no se me hizo nada desagradable, lo que hizo que fuese algo traicionera.

Pues oye, muy buena, a pesar de llegar a ser ligeramente empalagosa (mi mujer dijo que era "cerveza de postre total"). Quizá fue porque iba con otra idea y las sorpresas siempre se agradecen (y no encuentro muchas cervezas que me recuerden a la Rochefort), pero la verdad es que me pareció una cerveza para repetir en noches frías y acompañar de, dejémonos de guisos navideños, unas buenas lentejas 😀 (aunque con el cordero asado no le haría el más mínimo asco 🙂 ). Cuesta unos pelín elevados 2.45€ en Cervezas Especiales.

29Oct/113

Emelisse Expresso Stout

La_foto

Emelisse Expresso Stout - http://www.ratebeer.com/beer/emelisse-espresso-stout/112198/3/1/

Una nueva marca holandesa, con una variedad de uno de los estilos que últimamente me tiene encandilado, imperial stout. Ésta tiene la particularidad de usar granos de café expreso italiano, y tenía un color negro carbón opaco, con mucho sedimento, y con una espumita marrón muy apetecible :-).

Al abrir la botella ya se olía a medio metro el aroma típico del estilo. Prometedor :-). Al servirla, me pareció un aroma bastante dulce, a praliné, muy agradable. Se notaba mucho, era muy aromática. Aspirando mucho sí se notaba el aroma amargo que me recuerda al café, pero no diría que más que en otras imperial stout que he probado.

También me pareció que tenía un poco de olor como floral (o al menos lo que yo me imagino que debe ser eso cuando lo leo por ahí :-D). No pega mucho sobre el papel pero me pirró el aroma.

El sabor también es el clásico del estilo, quizá me pareció algo más blandito que otras, menos espectacular que el aroma, pero muy rico. Ese contraste dulce acaramelado y amargo como a quemado me encanta :-D.

Al final me pareció que dejaba un regusto que sí me recordaba al café solo, así por los carrillos y la lengua. El alcohol, a pesar de sus alegres 9.5°, no me pareció que se notase.

No es la mejor imperial stout, pero como todas las que he probado del estilo, me pareció espectacular. Un aroma delicioso y un sabor perfecto para cerveza de postre. Me costó 2.95€ en El Cervecero.