Una cerveza al día… … mantiene al doctor en la lejanía

28Oct/143

Straffe Hendrik Brugs Quadrupel

Straffe Hendrik Brugs QuadrupelStraffe Hendrik Brugs Quadrupel - http://www.ratebeer.com/beer/straffe-hendrik-brugs-quadrupel/130335/

Recuerdo que me terminó sorprendiendo bastante la tripel de esta serie de la cervecera belga Huisbrouwerij De Halve Maan, así que había ganas de abrirse la quadrupel a ver qué tal.

Servida lucía muy oscura, granate a trasluz, y con una espuma cremosa que, en parte por la copa, aguantó bien el tirón.

Asomado el hocico, llegaba todo lo que había venido a buscar después de un tiempo sin darle a lo belga: dulce, intensa, afrutada, me recordó mucho a un bizcocho al licor, de esos que llaman borrachos. No es la primera vez pero en ésta fue lo primero que pensé. Incluso me hizo pensar en cómo huele el ron (cosa rara en mi que no soy nada aficcionado).

Al trago me pareció realmente rica, lo primero que me vino a la cabeza fue que era muy redonda: empezaba dulce, muy afrutada y acaramelada, tipo regaliz, para enseguida dejar paso a un agradable calor alcohólico tipo el que dejaría un licor, y que además duraba en la boca mucho rato.

En los siguientes tragos se hacía menos alcohólica (aunque seguía ahí) y a la fruta se le unió el caramelo, lo que a mi me parecía tipo piruleta, pero como quemada, como a veces se quema el caramelo en un postre.

Un señor copazo, sabrosa como ella sola y traicionera con sus 11º que, si bien no están disimulados, no molestan en absoluto. Eso si, a mi se me terminó por hacer empalagosa, la recomendaría para tomar a sorbitos con un buen capítulo de Boardwalk Empire (o varios de Family Guy, tampoco hay que ponerse exquisito 😀 ) y quizá acompañar la segunda mitad con algo de comer.

Aun así, me pareció muy buena, y con un precio que, si bien no es bajo, es razonable para el tipo de cerveza que es: la compré, como parte de las recomendadas por Pau (gracias!), por 2.70€ en La Boutique de la Cerveza.

2Dic/133

Rodenbach Vintage 2009

Rodenbach Vintage 2009

Rodenbach Vintage 2009 - http://www.ratebeer.com/beer/rodenbach-vintage/112249/

Ya hace un año, en el 2º FFdA, que comenté que quería haber sacado esta cerveza, que tenía preparada desde la primera edición 😀 . El caso es que por un motivo u otro se ha resistido a salir, hasta hoy, por lo que debe llevar un año y medio conmigo.

A pesar de que en la primera que me tomé para el 4º FFdA comenté que intentaría tomarme varias cervezas en esta edición, al final se quedarán en dos, y no ha sido por falta de cerveza durante el finde, sino más bien lo contrario :-D, entre ellas una Rodenbach Gran Cru de barril , para comparar con esta Vintage 2009, que se supone la versión envejecida en madera de esa sour o wild ale (y más concretamente, flanders red ale, estilo clásico de la zona belga flamenca).Rodenbach Vintage 2009 - details

Historietas aparte, la birra luce granate oscura, turbia, sin ni una burbuja y con una espumita marrón muy tentadora.

Al acercar la nariz me sorprendió que era más dulce de lo que yo hubiera pensado, menos vinagre (que aun así está ahí claramente), y más afrutada, como a cereza ácida, pero también acaramelada, como una piruleta de toda la vida.

El sabor también era más dulce de lo que esperaba, mucho menos ácida que la Gran Cru y quizá más cerca de la Rodenbach normal, ácida pero a la vez afrutada, tipo cerezas o moras, pero con un rollo mucho más a vino, realmente la combinación me recordó mucho (y a Carol también 🙂 ) al kalimotxo con licor de mora de nuestra adolescencia 😀 .

Yo, que soy más de ácido, prefiero un poco más de rollo vinagre, pero con la ligerísima burbuja y ese caracter entre dulce y ácida la hacían realmente refrescante, como una buena sidra.

Estaba muy buena, pero sinceramente, en una cata ciega con ésta y las otras Rodenbach, dudo que supiese cuál es cuál. Aun así, es un capricho de los que merece la pena permitirse si te gustan este tipo de cervezas (capricho porque me costó unos 9€ en El Cervecero).

4o_FFdA_logo

Sobre el #FFdA

El #FFdA (Finde Fondo de Armario) es una excusa para sacar de la despensa esas cervezas que, por un motivo u otro, nunca terminamos de sacar, y ya que estamos, contarlo en algún sitio. Este fin de semana se "celebra" la cuarta edición, convocada como siempre por el amijo Birraire.

 
El principal recurso de los viernes

El principal recurso de los viernes

Pues ver las birras que han caído durante el mismo, y las de otras ediciones. Además, en esta edición, Birraire nos animaba a ser aun más exhibicionistas y enseñar nuestras despensas, los lugares de donde salen las birras que caen en este singular evento.

El cajón del super anda un poco tristón...

El cajón del super anda un poco tristón...

En mi caso, tengo un cajón con birras del super (que ahora anda muy triste), una caja con alguna que otra birra grande, un armario con las cosas un poco más especiales, y un armario que, a pesar de ser para las jarras, tiene alguna que otra cosa oculta...

Cervezas que no caben en otro sitio xD

Cervezas que no caben en otro sitio xD

Bueno, y el siempre ocupado rincón de las botellas vacías para devolver en el super 😀 . Cuanto más triste anda el rincón de cervezas del super, más lleno anda el rincón de botellas para reciclar 😀 .

Jarras y joyas

Jarras y joyas

Todo esto, por supuesto, en mi casa de Munich, que tras esfuerzo y viajes (y regalaco del señor de los cuatro anos de por medio) por fin tiene un arsenal decente :-D. En mi casa de Madrid las cosas andan un poco menos desperdigadas.... pero eso lo dejamos para otro #FFdA.

reciclaje

El reciclaje siempre se acumula...

2Ago/130

The Kernel Pale Ale Chinook

The Kernel Pale Ale Chinook

The Kernel Pale Ale Chinook - http://www.ratebeer.com/beer/the-kernel-pale-ale-chinook/127295/

Siguiendo la recomendación de Pau "bébete esto cuando antes que pierde la frescura" y dado que tenía la otra Kernel fresca (valga la rebuznancia 😀 ) en la memoria, decidí abrirme la otra que tenía de esta cervecera inglesa que tan de moda se ha puesto en el mundillo últimamente, en este caso una american pale ale (normalmente, son primas de las clásicas ales claras inglesas, pero muy subidas de lúpulo) y que por su nombre imagino que nuevamente es una monovarietal en lúpulo (o single-hop), en este caso chinook, que según la tablita de Cervecearte se caracteriza por oler o saber entre pino y pomelo (lo que recuerdo de la Centennial no se alejaría demasiado de eso, veremos...).

Servida esta rubia luce naranja, entre turbia y transparente. Al abrirla ya desprende un aroma dulce a piruleta que al acercar la nariz cambia totalmente a fruta tropical. El primer olor que me vino a la mente fue "a gloria", madre mia cómo huele esto de bien. Realmente aromática, quizá una de las que más, al principio me hizo pensar mucho en mango (recordándome a la Runner Ale), pero poco a poco se volvió más ácida con más matices, con un poco del famoso pino de aquellas primeras IPAs que parecían zumo de pino, y más cítrica, con ese contraste entre dulce y ácido del dichoso pomelo y que a mi me hace pensar en una buena piña o incluso una naranja.The Kernel Pale Ale Chinook details

El trago me sorprendió por agresiva: me pareció que iba mucho más lupulada que la otra Kernel, que se supone que era una IPA (que suelen ser más cañeras que las pale ale), y también más plana: la fruta despareció para quedar sólo el pino, y aun estando buena, me pareció un poco plana (supongo que sus 5.2º juegan en contra de un sabor más complejo).

De todas formas me pareció muy buena, aunque sólo fuera por el aroma. Podrían hacer una colonia con esto :lol : . Repetiría sin problema, pero creo con este nivel de alcohol me quedo con la Runner Ale del otro día. Además seguro que sale cara (dudo que baje de los 2.5-3€), aunque como últimamente, hasta que Zombier no salga de estar en obras no sabré seguro.

10Jul/132

Engelszell Gregorius Trappistenbier

Engelszell Gregorius Trappistenbier

Engelszell Gregorius Trappistenbier - http://www.ratebeer.com/beer/engelszell-gregorius-trappistenbier/171748/

El ligero parón en la actividad del blog no sólo se ha debido a las muchas barbacoas, algunas regadas con helles, y otras con otras cosas, sino a un viaje de fin de semana a Viena, en el que a la vuelta mi mujer tuvo la feliz idea de proponer una parada en la abadía de Engelszell, que recientemente saltó a la fama cervecera por convertirse en el octavo monasterio trapense que fabrica y vende su propia cerveza (y que por cierto, es muy bonito).

Esto me permitió hacerme con una cerveza apropiada para celebrar la entrada número 250 😀 , una quadrupel austriaca que los monjes han dado en llamar Gregorious y que es turbia y de color entre granate y violeta, además de lucir una generosa espuma que fue creciento lentamente hasta formar un gracioso copete.

Al abrir la botella ya salía un dulce aroma a chocolate y toffee, muy belga, agradable e intenso. El caso es que servida apenas noté aroma al principio, y tardó mucho en volver a notarlo mi nariz, aunque cuando lo hizo era afrutado e intenso.Engelszell Gregorius Trappistenbier details

El sabor es sin duda muy belga de nuevo, muy afrutada, tipo ciruelas rojas o pasas, o fruta escarchada, y con un final alcohólico que no me molestó en el sabor pero si noté de forma muy agradable en la boca y garganta en forma de calorcito tipo licor (tiene 9.7º, que no es ninguna tontería). Tenía una ligerísima nota metálica, o eso me pareció en los primeros tragos pero no especialmente molesta o notoria.

En el regusto también me pareció muy acaramelada, un poco tipo piruleta, y me hizo pensar en una dubbel hipervitaminada, recordándome a la excelente Abbaye des Rocs Brune. El caso es que con los tragos se volvió un poco desbocada, excesivamente sabrosa, empalagosa incluso, con un sabor muy tipo higos o similar. Bien es cierto que me tomé botella y media, pues de tan intensa Carol se dejó la mita 😀 .

Es curioso: la juzgué bastante descompensada y algo empalagosa, excesivamente intensa y pelín alcohólica... y me encantó. Quizá es que hacía mucho que no tomaba nada así, pero me pareció muy buena a pesar de sus "fallos", si se los quiere considerar como tales. Me da la impresión de ser buena candidata a meterla en el sotano y olvidarse de ella un par de años. La compré directamente en el monasterio a 2.50€, un precio que no es caro, aunque algo subido para ser venta directa.

26Jun/134

Master Polotmavý 13°

Master Polotmavý 13°

Master Polotmavý 13° - http://www.ratebeer.com/beer/master-polotmavy-13o/72652/

A la espera de que vengan refuerzos 😀 , de momento son pocas las incursiones fuera de terreno alemán que me puedo permitir (y no me quejo 😆 ). Una de ellas es con esta Master, de la checa Plzensky Prazdroj, a la que tenía cierto cariño pues la compré en Praga durante mi luna de miel (junto con la Tmavy, que cayó en mitad del viaje y que tan buen recuerdo me dejó).

Esta polotmavý, estilo genuinamente checo (que por lo que tengo entendido suelen ser lager de color ambar tirando a oscuras), era efectivamente de ese color, además de transparente y con una espuma muy efervescente.

Al asomar el hocico al vaso, me pareció que era una agradable aroma a malta de la que huele acaramelada (a ratos me recordó a una piruleta 😀 ), pero tenía otro toque como a galleta, de esas dulces que saben un poco a miel, incluso me hizo pensar en un bizcocho de esos que están bañados en licor (me suena que se llaman borrachos). Era un olor que quería ser empalagoso pero no lo conseguía, la verdad es que me gustó mucho.Master Polotmavý 13° details

Eso hizo que me sorprendiese el primer trago, porque me pareció bastante lupulada, amarga. Pero es curioso que enseguida fui notando esos sabores dulces del aroma, a caramelo, pero a la vez el amargo seguía notándose de forma agradable en el regusto, y juraría que al pasar por la garganta, aunque no tenga sentido (quizá era la juguetona burbuja, que picaba y me despistaba).

A cada trago me parecía que sabía mejor y olía mejor, y de hecho me la tuve que racionar porque encima, a pesar de ser bastante sabrosa, también era refrescante.

La verdad es que, como la otra Master que tomé, me pareció muy buena, una cerveza de diario pero sin renunciar al sabor y olor. Y encima, estos checos también dominan el arte del precio razonable: creo recordar que me costó 35cz (1.35€ al cambio de hoy), y eso que la compré en unos chinos de esos que abren hasta tarde.