Una cerveza al día… … mantiene al doctor en la lejanía

26Ago/152

Tegernseer Pils

Tegernseer PilsTegernseer Pils - http://www.ratebeer.com/beer/tegernseer-pils/86452/

Y de una alemana grandota que intenta apuntarse al las modas a otra much más pequeña que todo lo contrario: al menos de momento, Tegernseer (a la que da nombre el lago y pueblo al lado de la cervecera, cerca de Munich) tira de clásicos como pocas, y como ejemplo esta pilsener.

Esta lager lucía rubia y transparente, como manda el estilo, con mucha burbuja.

Nada más abrirla despidió bastante olor, igual que una vez servida, aunque no me entusiasmó lo que vino: una mezcla entre el típico olor a malta dulce, así entre pan y miel, pero con ese fondo que me recuerda a una menestra 😆 y que a veces se encuentra en las cervezas barateras. Tenía también ese toquecillo típico de lo que yo identifico con lúpulo europeo, así hierboso sin mucho caracter.

Al trago me sedujo algo más, quizá por la sed que traía 😀 , era ligera, con ese dulce-amargo tan característico de una lager rubia muy bien equilibrado, siendo un poco más lo primero al trago y un poco más lo segundo al regusto, y una burbuja que ahora si se notaba finísima y picosa. En fin, buena combinación para hacerla la mar de refrescante (sus 5º ayudaban).

Estaba buena, pero el aroma me tiró un poco p'atrás, y dado el nivel de su export, ni se me ocurre elegir ésta. Me costó 1€ en el misterioso Getränkemarkt del centro.

24Jun/152

Huber Weisses Original

Huber Weisses OriginalHuber Weisses Original - http://www.ratebeer.com/beer/huber-weisses-original/10044/

Probé esta weisse por primera vez en unas circunstancias ideales: era un día tremendamente caluroso (si, también hay de esos en Munich 😀 ) y volvíamos de bañarnos en un lago con una sed de perros cuando dimos por casualidad con un bonito Bräustüberl. Me tomé dos y me quedé con la curiosidad de volver a probarla, pues me encantó.

Resulta que la venden al lado del nuevo apartamento, así pude descubrir que la hacen aquí al lado: es de la Hofbrau Freising, pueblo donde también se encuentra Weihenstephanener.

En fin, historietas aparte, esta alemana de trigo luce como se espera: turbia y naranja con ese tono pajizo, con una espuma generosa.

El olorcete estaba muy majo, es de esos trigos que me huelen a cereal, casi como a Corn Flakes 😆 , con un poquito de dulce entre plátano y chicle así al fondo.

El sabor me pareció del mismo tipo, de esas que son más cerealosas, con una acidez moderada que la hacía muy refrescante y una burbuja muy fina y picosa que también contribuía.

Estaba muy buena y se ha convertido en mi trigo de cabecera (ya que no tengo la Andechs a mano, que es mi favorita), pero vaya, tampoco es pa tanto.... cosa obvia por otra parte: las circunstancias son clave, y aquel día eran perfectas para una birra así 🙂 . Eso si, barata como siempre: 0.80€ en el Orterer de la esquina.

10Mar/156

Primátor Weizenbier

Primator WeizenbierPrimátor Weizenbier - http://www.ratebeer.com/beer/primator-weizenbier/36953/

Pues fue casualidad que lei esta entrada de Max y un par de días después, reorganizando las birras para hacer hueco, encontré la mencionada weisse, que todavía me quedaba del alijo de Michal, así que me dije "habrá que probarla" y como me contesté "tú mandas" la eché a la nevera 😆 .

Servida, esta cerveza de trigo checa lucía muy apetecible, naranja oscura, turbia y con levadura flotando, y una espuma cremosa de las de hacer copete, como me gusta a mi 🙂 .

Olía bastante dulce, muy tipo birra de trigo alemana, pero de las mezclan un rollo como tirando a chicle de fresa (al principio era algo que me hacía pensar en vainilla, ahora lo tengo más asociado a eso) con eso tipo miga de pan tan típico de una weisse bávara.

El sabor es peculiar, muy agradable, muy parecida al aroma al principio (panera y dulce afrutada) y dejando un regusto la mar de curioso que no sabría explicar bien, era como un poco cítrico o quizá tipo hierba, y se quedaba en toda la boca e forma peculiar. Diría que en ese regusto quería ser ácida, pero lo disimulaba la mar de bien (que esto tenga sentido o no es otro tema 😆 ), y quizá era la levadura, pues la que quedó en el culo de la botella parecía oler similar.

En cualquiera caso ese regusto la hacía más refrescante, adictiva si me apuras, a lo que contribuía su muy fina y picosa burbuja y sus moderados 5º, al menos de lo habitual comparada con las bávaras.

Pues estaba muy buena, quizá pelín dulce para mi, pero ese regustillo me gustó mucho, y la vi ideal para tomar a la solana como aperitivo. No sé lo que costaría, pero imagino que siendo checa y típica, bien poco 🙂 .

16Feb/152

Aecht Schlenkerla Helles Lagerbier

Aecht Schlenkerla Helles LagerbierAecht Schlenkerla Helles Lagerbier - http://www.ratebeer.com/beer/aecht-schlenkerla-helles-lagerbier/16402/

Me topé con un getränkemarkt que tenía bastante birra "rara" para lo que se suele encontrar en Munich, aunque sólo en cuanto a cervecera, pues los estilos seguían siendo helles, dunkel y weißbier en su gran mayoría.

Una de las que sólo lo era a medias era esta helles de Schlenkerla, la cervecera de Bamberg cuyas cervezas ahumadas son la pera y bastante conocidas. La curiosidad por ver el estilo bávaro por excelencia interpretado por esta gente era máxima 🙂 .

Luce según los cánones: rubia, transparente, burbuja totalmente invisible. Pero al asomar la nariz ya se deja notar la mano de la Brauerie Heller, aunque de manera muy sutil, al menos para mi olfato: al típico aroma que me recuerda a pan se une un toquecillo ahumado muy disimulado, tanto que no sé si hace unos meses lo hubiese notado. Sin embargo, es algo que muchas de las birras franconas tenían y que ya asocio con maltas ahumadas, no sé si correctamente.

El trago me gustó mucho, mucho. Dulce de entrada, en seguida se notaba el regusto amarguito, lupulado pero sin molestar, unido con un toquecillo nuevamente ahumado, de los que de tan ligero no me hacen pensar en alimentos raros (torreznos, salmón ahumado, etc 😆 ), más bien me recuerda a esas ricas kellerbier de la región (me viene a la cabeza la Griess, que me pirró).

Aun así se bebía sola, con una finísima burbuja picosa y un alcohol muy moderado, 4.3º. Genial que con ese alcohol esté tan sabrosa y sea a la vez tan refrescante.

En fin, mucho menos llamativa que las otras Schlenkerla que he probado, pero a mi me pareció muy buena, una joyita que quizá pasa desapercibida pero que nunca me cansaría de beber. Me costó 1.10€ en el Willibald Getränkemarkt.

11Sep/140

Zillertal Weißbier Hell

Zillertal Weissbier HellZillertal Weißbier Hell - http://www.ratebeer.com/beer/zillertal-weissbier-hell/70095/

Tras la pertinente carrerita apetecía un trigo, y tenía a mano esta weisse austríaca de cuando estuvimos por esa preciosa zona.

Con un aspecto de lo más clásico, con ese color naranja tirando a oscurillo, turbia y con copete de espuma incluido 🙂 , el olor también lo era, y me resultó bastante agradable, quizá porque me llevase a aquellos tiempos en que una Franziskaner era todo lo que necesitaba para ser feliz cerveceramente 😀 en fin, ese olor dulce tan típico que anda entre plátano y chicle de fresa.

En sabor tampoco iba a la zaga, y lo que por alguna razón me había mentalizado en que iba a ser tirando a regulera terminó siendo una agradable sorpresa: era un trigo a la alemana de toda la vida, de las que andan más en la fruta que el pan, así como a plátano y chicle otra vez, que no desmerecía en absoluto.

Una burbuja muy picosa y unos moderados 5º terminaban de redondear un trago que al menos a mi me dejó más que satisfecho. Una buena weisse que, sin ser nada del otro jueves ni salirse de los cánones del estilo, me sorprendió para bien. Me costó 0.95€ en un getränkemarkt de la zona.