Una cerveza al día… … mantiene al doctor en la lejanía

30May/144

Struise Cuvée Delphine

Struise Cuvee Delphine

Struise Cuvée Delphine - http://www.ratebeer.com/beer/struise-cuvee-delphine/94955/

5_ffdaPues resulta que ya estamos en el 5º FFdA (o Fin de Semana Fondo de Armario, básicamente una excusa para que las birras más polvirientas olvidadas al fondo vean la luz :-D), convocado como siempre por el amigo Birraire. Hace tiempo que no me pimplo una imperial stout y justo esta belga de Struise es la birra más viejuna que tengo en mis armarios, al menos aquí en Munich. Podéis ver cervezas de ediciones anteriores en la etiqueta FFdA, o sólo las de esta quinta edición.

Esta cerveza es una versión de su espectacular Black Albert envejecida en barricas de bourbon Four Roses, y en mi botella dice que es la tirada del 2009 (lote o batch 14, para ser más exactos 🙄 ), aunque yo la compré a mediados de 2012 si no recuerdo mal, por lo que lleva conmigo algo menos de 2 años. Ya va siendo hora 😀 .

En fin, el aspecto es tela: negra negrísima, espuma marrón, y cae como brea a la copa, ya a la vista es cremosa.

Huele que alimenta, muy parecida a la Black Albert, muy belga, afrutada, dulce, como a bizcocho al licor, de esos que llaman borrachos. Me recordó un poco unas peras al vino o algo similar... quizá al glühwein o vino caliente que se toma por aquí en Navidad. Quizá aspirando mucho olía un poco a vainilla. Será el bourbon? Esto de no saber de whiskeys no ayuda 😆 .Struise Cuvee Delphine - details

Si bien el aroma es delicioso, me lo esperaba más agresivo. En cambio, el sabor no deja nada a la imaginación. Sabrosa como pocas, nuevamente muy belga, como una quadrupel cambiando parte del dulzor por sabor quemado, tipo imperial stout, tipo café, pero mucho menos que otras del estilo: aquí lo que domina es la fruta, fruta oscura, madura... cerezas? no sé, pero cada sorbo tiene mucha chicha.

Además en la lengua se notaba cremosa, tipo un licor crema, pero mucho más... compleja 😆 (me entra la risa cuando lo digo, pero es que es verdad). 13º? Dónde? Ah, si, un poquiño de calor en la garganta, pero vamos... traicionera como pocas, si no fuera porque toda esa sabrosura invita al trago tranquilo, tomándola como cerveza de postre con un brownie por ejemplo (aunque yo, a falta de tal, la usé para acompañar unas costillitas de nada).

En fin, es de las mejores que he probado, tremendamente bien hecha y a pesar de ser tan potente, de alguna manera me parece apta para todos los gustos (dentro de lo que cabe 😀 ). Eso si, no sé decir si la diferenciaría de la Black Albert, tendría que tomar ambas a menudo para estar seguro, y no creo que ocurra, ya que su precio está a la altura de su calidad: en su día me costó 4.25€ en El Cervecero.

15Feb/146

Westvleteren 12 (XII)

Westvleteren 12 XIIWestvleteren 12 (XII) - http://www.ratebeer.com/beer/westvleteren-12-xii/4934/

Pues nada mejor para cerrar un día como hoy que celebrar la entrada número 300 con esta cerveza de la cervecera belga Westvleteren, que combina dos curiosidades (lleva bastante tiempo en el número 1 de Ratebeer, y durante muchos años sólo se podía comprar directamente en el monasterio, al menos de manera oficial) que la convirtieron en leyenda dentro del mundillo birrero. Además, forma parte del pequeño club de cervezas trapenses, (ya sabéis, esas que se elaboran en monasterios trapenses siguiendo ciertas reglas).

Esta botella tiene otra curiosidad, y es que está serigrafiada como la edición especial que sacaron a la venta en packs de 6 para conseguir fondos para reparar el techo (los pobres monjitos tenían goteras :lol:), que llamaron XII (aprovechando que la hicieron en 2012, aunque la original, que en teoría es la misma, también se llama 12 😀 ), pero a diferencia de la copita, que si es de dicho pack, esta botella lleva en mi despensa desde noviembre de 2011, comprada por mi primo Fons (muchas gracias!) en Bruselas (y de hecho, la fecha de consumo preferente era de noviembre de 2013).

En fin, que servida tiene un color marrón oscuro, aunque menos de lo que yo esperaba (de hecho se ve a trasluz bien roja), turbia y sin nada de espuma (lo pequeño de la copa no contribuye, pero aun así se disipó a base bien.

Al acercar el hocico huele muy bien, muy... "oscura", a chocolate y caramelo (recordando toffee), pero también un poco a bizcocho de esos "húmedos" en licor que llaman borrachos, y, curiosamente, me recordó un poco al olor de la leche. Por su parte, Carol dijo "pero si huele más a sangría que a birra! así como a vino" 😀 . En cualquier caso me pareció un aroma más ligero de lo que esperaba.Westvleteren 12 XII - details

Sobretodo comparado con el trago, que era bien potente, belgian ale en estado puro, y muy en sintonía con el olor: más chocolate y caramelo que fruta (aunque a mi siempre me recuerdan a esas ciruelas pasas de los asados, y tras varios tragos curiosamente me hizo pensar en el sabor de una pera), con un toque muy a licor, quizá pelín dulce pero compensada al ser algo alcohólica, de esas que dejan calorcillo en la garganta, y una sensación cremosa y densa en la lengua.

Pura sabrosura, y a pesar del toque a alcohol, algo traicionera, pues yo no diría que tiene los 10.2º que pone en la chapa.

Es verdad que me parece que está al nivel de las mejores que he probado,  aunque el recuerdo que tengo de la Blonde y la 8 es mejor, pues aquellas me entusiasmaron (aunque sólo las he probado una vez, y eso también influye) y ésta me hace símplemente mover la cabeza afirmativamente con un gesto de satisacción, en plan "bien hecho, si señor" 😆 . Aun así, es una gran cerveza de postre que, de estar accesible (en localización y precio), tomaría muy a menudo.

3Jun/133

Scheyern Kloster-Weisse Dunkel

Scheyern Kloster-Weisse Dunkel

Scheyern Kloster-Weisse Dunkel - http://www.ratebeer.com/beer/scheyern-kloster-weisse-dunkel/68216/

Y como no tengo vergüenza ninguna, repito estilo y país (a ver qué remedio 😆 ) con una Scheyern, la cervecera alemana de bonita etiqueta (por cierto, en su chapa se puede leer 'Es la hora de beber' o 'Ahora bebamos' en latín) y hasta ahora dispares resultados. Esta dunkel weisse (para los legos en la materia, alemana de trigo oscura 🙂 ) viene precedida por la rica y curiosa Kuchlbauer, y servida luce, como cabría esperar, parecida: marrón granate, turbia, buena espuma 🙂 .

Ah, aquí si que no hay sorpresas: huele a cerveza de trigo alemana y quien quiera estridencias que se vaya a otro país 🙂 . Al menos a mi me huele dulce, afrutada a plátano, con ese toque de vainilla que a veces me parece que tienen, sencilla (o quizá es que ya me lo sé) pero realmente agradable, de las de dejar la nariz dentro del vaso durante unos minutos.Scheyern Kloster-Weisse Dunkel details

El sabor también sigue el ABC del estilo, del lado de las que son afrutadas y dulces (y no de esas otras tan a cereal que tanto me gustan), pero al tragar tiene un regusto especialmente dulce, tipo piruleta o chicle de fresa, que aunque no es algo nuevo, en este caso me pareció que se notaba bastante (con el paso de los tragos, incluso me recordó un poco al sabor a pera, que nunca me convence). Quizá más de lo que me hubiese gustado, aunque estaba rica.

Si le pones un poco más de gas, del que iba muy floja, y le quitas un pelín de dulce tendrías una cerveza de las que a mi me encantan, pero aun así me pareció que estaba buena y podría repetir sin problema, si la todopoderosa Ayinger, reina de este estilo para mi gusto (de lo mejor que he tomado hasta ahora por aquí) no costase lo mismo: unos 0.85€ en el Orterer.

12Ene/120

Bush de Nöel

Bush_de_noel

Bush de Nöel (también conocida como Scaldis Nöel) - http://www.ratebeer.com/beer/bush-de-noel-scaldis-noel/3019/

A pesar de que la Navidad ha terminado, el espíritu todavía perdura en mi (vale, es que todavía me sobra mucho material navideño :-D), por lo que decidí atacar mi primera Bush (también son conocidas como Scaldis, que permite hacer el chiste malo de "se llama así porque te deja escaldado", por aquello de la alta graduación).

Esta belgian ale navideña era oscura, granate y con una espuma que desapareció en su mayoría antes de que diera el primer trago (aunque me tiro un par de minutos haciendo la foto, todo hay que decirlo :-D).

El aroma en botella me resultó peculiar, suave, pero fue la primera vez que pienso que olía como a pera. Luego servida no me pareció nada del otro jueves, un olor de estos entre acaramelado y afrutado típico de las dubbel, agradable, algo más "oscuro" que otras belgian ale del estilo... curiosamente, al empezar a beber se intensificó bastante :-).

El sabor se me hizo un poco dulce en el primer trago, pero me pareció que el alcohol hacía bien la labor de compensación, ya que no se notaba en plan "lingotazo", pero quemaba la garganta de forma agradable. Cualquiera diría que tiene 12º de nada, menudo peligro, porque entra sola :-D.

Con los tragos, tanto el sabor como el aroma se me fueron hacia el tono algo más a caramelo (mi novia le dio un traguito y dijo que sabía a piruleta :-D) dejando un regusto que me recordó un poco a la Paulaner Salvator (que no me convenció demasiado). Además quizá se me hizo ligeramente aburrida al final, no sé. Creo que iría mejor acompañando un guisote. Yo, mientras me la bebía a palo seco, pensaba en unas lentejitas con chorizo para contrarestar ese dulce.

En cualquier caso es un gran ejemplo de buena cerveza navideña: dulce, potente y alcohólica, y diría que en esto último es en lo que más destaca, ya que, aun notándose que lo es, esconde bien el alcohol, dejando sólo la parte agradable del mismo. De hecho, es la cerveza que más me ha subido en bastante tiempo, la muy traicionera :-D. Me costó 2.45€ en El Cervecero.