Una cerveza al día… … mantiene al doctor en la lejanía

4Abr/130

König Ludwig Dunkel

König Ludwig Dunkel

König Ludwig Dunkel - http://www.ratebeer.com/beer/konig-ludwig-dunkel/1155/

Y vuelvo a la carga tras otra semana en el dique seco (entre un viaje a Madrid bastante productivo y el dichoso resfriado que no se termina de ir) con una dunkel lager, ese estilo que al principio ni fu ni fa y poco a poco me ha ido ganando, en este caso de König Ludwig.

Esta alemana lucía granate, no tan oscura como otras congéneres, e incluso diría que más transparente de lo normal, además de con muy poca burbuja visible.König Ludwig Dunkel details

Al acercar el hocico el aroma era bastante dulzón, muy monotemático al principio, a caramelo. Agradable y sencillo, aunque tras el trago cambió un poco hacia un toque algo más quemado, como... bueno, precisamente a caramelo quemado :-D. De hecho, el sabor estaba muy en esa línea: ese dulce-amargo, acaramelada y quemada a la vez, bastante agradable.

Sin embargo, aunque me suele gustar esa combinación, en esta no sé... le faltaba un algo, y le sobraba un otro 😆 me supo ligeramente sosa y el quemado no era tan agradable como en otras.

Aun así estaba buena, ojo, acompañaba bien y no tenía nada que molestase, pero las he probado mejores. El precio, el de costumbre: unos comedidos 0.89€ en el Tengelmann de la esquina.

12Sep/120

König Ludwig Weissbier Dunkel

La_foto

König Ludwig Weissbier Dunkel (también conocida como Prinzregent Luitpold Weissbier Dunkel) - http://www.ratebeer.com/beer/konig-ludwig-weissbier-dunkel/8947/

Tras la pertinente visita al castillo de Neuschwanstein, parecía muy apropiado abrirse esta weissbier dunkel de la marca alemana que lleva el nombre del que mandó construirlo (König Ludwig II en este caso). Al servirla, espuma masiva y de excelente duración, acompañando un color naranja oscuro que no parece propio de una dunkel, aunque es tan turbia como corresponde a una hefe weisse :-). Un aspecto la mar de apetecible, vaya.

Es curioso que al abrirla se olió enseguida el típico olor dulce como a chocolate suave, incluso sin acercar la nariz, pero una vez servida era muy ligero, no muy notorio. Además, al principio me olía así, dulce achocolatada, pero con el paso de los tragos se parecía más al típico olor a cerveza de trigo, que recuerda al plátano.

El sabor me pareció bastante típico, empezando con un poco de dulzor suave afrutado de estas cervezas, pero me pareció que el postsabor era más amargo de lo habitual, seco incluso, dejaba la lengua lista para chasquear con el paladar :-D. Me gustó ese toque diferente, aunque al tener un poco de gas de más y un ligero toque como aguado al final, tampoco me encantó, terminando por hacerse ligeramente aburrida.

Bueno, una cerveza de trigo más, buena en mi opinión (aunque tengo debilidad por el trigo :-D), pero su hell la recuerdo mejor. Eso si, precio imbatible, 0.95€ en un pueblo perdido.

2Ago/118

König Ludwig Weissbier Hell

Konig_ludwig_weissbier_hell

König Ludwig Weissbier Hell -
http://www.ratebeer.com/beer/konig-ludwig-weissbier/14945/ (parece que también es conocida como Prinzregent Luitpold Weissbier Hell).

Una nueva weissbier alemana, comprada al azar en el Alcampo (venía necesitando recargar mi despensa de cervezas refrescantes, que tengo mucha cerveza oscura y potente acumulada y con estos calores no siempre apetecen tanto), con un color naranja clarito, muy turbia, y con una buena espuma como corresponde a este estilo (aunque se disolvió la mayor parte rápidamente, pero quedó un dedo que aguantó hasta el final).

Al abrir la botella, me pareció que el aroma era bastante cítrico, casi de witbier, como bastante dulce... el caso es que pensándolo bastante, me recordaba un poco a un chicle de fresa, era como se tipo de dulzor 😆 ! No sé. En vaso una vez empecé a beber, en cambio, me pareció un poco más potentillo, quizá con un fondo ligeramente alcohólico.

El sabor es un amargo suave, como corresponde a una weisse, pero me pareció algo más afrutado que otras que he tomado, como más sabrosa o con más sabores...  Me pareció que picaba un poquito en la garganta y la lengua, dejándome un regustillo curioso y sabrosa que me recordaba mucho a la Fanta Naranja (vaya día llevo :lol:), seguramente producido también porque iba bastante bien servida de gas.

Pues me sorprendió, no llevaba grandes expectativas, pero sin ser super original, si me pareció que tenía sus cosas distintas a otras weisse "del montón". Refrescante, rica, y entretenida, y de un estilo que, sencillo como es, me pirra :-). No recuerdo el precio exacto, unos 1.75€ en el Alcampo.