Una cerveza al día… … mantiene al doctor en la lejanía

20Ago/140

Klášter Original Premium

Klaster Original PremiumKlášter Original Premium - http://www.ratebeer.com/beer/klaster-original-premium/143937/

Pues tras la sorpresa que fue la ležák de Klášter (mira que es difícil escribir checo con todas esas tildes 😆 ) tenía curiosidad por ver qué tal la otra de esta cervecera checa que me quedaba, que también está catalogada como pilsener por Ratebeer (vete a saber si en su país de origen la consideran como tal).

Con el mismo aspecto que la anterior (rubia tirando a ambar, transparente y con una espuma mu maja), al hocico me pareció que empezaba de nuevo sabrosona 😆 también muy como a pan y frutos secos, incluso con un algo ahí que me recordaba al aceite de oliva, como me pasaba al principio con las pale ale inglesas.

Al trago ya cambia, pues aquella recuerdo que era amarguita, pero esta es mucho más maltosa, o eso me pareció: es más dulce, sabrosa nuevamente (teniendo en cuenta que es ligerita en alcohol, 5º justos), con ese sabor que a mi se me hace muy a miga de pan y que, aunque es dulce, mi cabeza identifica con algo salado, como lo del aceite del olor. Con los tragos quizá cogió un tonillo más dulce, con eso que es como miel y que yo identifico con las bock alemanas.

Al regusto era ligerísimamente amarga, y si no fuese porque era un pelín gaseosa, hubiese caido a velocidad de vértigo, pues me pareció de esas que son sabrosas y refrescantes a la vez.

Pues de nuevo, una birra bastante buena para mi gusto: eficaz, rica, refrescante, moderada en alcohol y con un precio para repetir a diario: 12.90CZK en un Kaufland de Praga, lo que son unos 0.45€ al cambio de hoy.

8Feb/144

Klášter Světlý Ležák 11°

Klaster Svetly Lezak 11Klášter Světlý Ležák 11° - http://www.ratebeer.com/beer/klaster-sv283tly-lezak-11o/23908/

Todavía no había terminado con el stash checho de Michal cuando Matouš, el otro colega checo de tadoº, apareció con una caja de 22 cervezas de súper de su país. Sin pensarlo mucho, cogí la primera que pillé, que resultó ser esta pilsener de la cervecera Klášter, describa como Světlý Ležák 11° (que sería algo así como lager ligera de 11° plato, si no me equivoco).

En cualquier caso, su color ambar, transparente, y de burbuja realmente fina invitaba al trago en este día extrañamente caluroso (en pleno invierno muniqués, 10º y solazo es para sorprenderse).

El aroma me pareció muy sabroso (si es que tal cosa es posible 😀 ), me pareció puro pan, de ese oscuro, cuando lo metes al horno para darle un tueste final. Además, me recordó a frutos secos, quizá a nueces un poquito, y aspirando mucho, aparecía un poquito el dulce a caramelo.

En el trago, en cambio, me pareció tirando a amarga, no mucho, pero es lo primero que noté. Al darle un par de tragos más (los cuales, dicho sea de paso, los pedía con una frecuencia demasiado alta 😳 ), volvía a notarse dulce, aunque el lúpulo dominaba el regusto. Vaya, el ABC de una rubia europea: dulce a malta en el trago, regusto a lúpulo 😀 .

Me pareció muy buena: a pesar de ser sencilla y ligera, era tremendamente eficaz: bebible, refrescante, y rica, con unos ligerísimos 4.6º que invitan a tomarla a pares. Costó 11.90CZK en un Kaufland de Praga, lo que son unos 0.45€ al cambio de hoy. Me parto 😆 .