Una cerveza al día… … mantiene al doctor en la lejanía

13May/158

BrewDog / Lost Abbey Lost Dog

BrewDog : Lost Abbey Lost DogBrewDog / Lost Abbey Lost Dog - http://www.ratebeer.com/beer/brewdog--lost-abbey-lost-dog/160824/

La escocesa BrewDog es tan buena en su márketing como en sus cervezas: no hay más que ver el envoltorio que lleva esta colaboración con la estadounidense The Lost Abbey (los americanos también saben un rato de cómo vender 😀 ), que invita a guardarla con respeto un par de años y abrirla en una ocasión especial. Y mira tú por dónde que esta entrada es la número 400 y esta cerveza lleva casi dos años esperando su turno (aunque fue embotellada incluso antes, en mayo de 2012). Bueno, vale, en realidad tengo otras más "indicadas" para la ocasión, pero ésta es la única que no está en el desván 😆 .

Esta imperial porter añejada en barricas de ron durante un año lucía negra, aunque se dejaba ver granate a trasluz. La espuma beige oscuro era muy gaseosa y desapareció rápido.

Al asomar la nariz al cuello de la botella salía un olor dulce muy agradable, que me hizo pensar enseguida en esos bombones rellenos de licor. Ya servida, me gustó mucho lo que me llegó, olía a puro chocolate negro, pero algo más dulce, como... no sé, como una mousse oscura. No me pareció que fuese muy ronera en nariz, pero tampoco es que haya tomado muchos rones en mi vida. En cualquier caso olía sencilla pero realmente rica.

El trago me pareció muy rico también, curiosamente se me hizo muy afrutada, dulce pero chocolatosa y muy ligeramente cafetosa, como una quadrupel belga venida a imperial stout, como... anda, como la Black Albert, quizá menos intensa, pero muy sabrosa y agradable.

Me pareció también que tenía una.. textura licorosa, por así decirlo, cremosa y dulce, engañando al paladar respecto a su alcohol, que sólo se notaba en forma de agradable calorcito en la garganta (tiene 11.5º de nada). Imposible saber si el pensar en ron fue o no sugestión, aunque si me recordó a alguna otra birra en la que he mencionado esta bebida (siempre titubeante por no tener mucha idea de rones, eso si 😀 ).

En fin, me pareció muy buena, una pedazo cerveza de postre para terminar el día la mar de rica. Esa diferencia entre el aroma y el sabor, pareciéndome los dos tan agradables... en fin, no le pongo ninguna pega excepto que si no fuese un regalo del amigo Pau (como siempre, muchas gracias!) seguramente nunca la hubiese comprado, pues no me quiero imaginar el precio.

15Jul/110

Flying Dog Gonzo Imperial Porter

Flying_dog_gonzo_imperial_port

 

Flying Dog Gonzo Imperial Porter - http://www.ratebeer.com/beer/flying-dog-gonzo-imperial-porter/45950/ 

Una nueva Flying Dog, cervecera estadounidense me produce sentimientos encontrados (suele tener sabores y aromas muy trabajados y curiosos, pero no siempre me convence la forma de combinarlos). Sin embargo me apetecía una cerveza oscura y sabrosa, y cuando vi esta imperial porter en mi nevera, con su atractiva etiqueta, no lo dudé un momento. El aspecto, espectacular. Negra casi opaca (¿quizá la más negra que he visto?), a trasluz sólo dejaba ver que tenía montones de sedimentos flotando por los bordes, pero el centro se tragaba la luz como una agujero negro :-D. La espuma por su parte era densa como ella sola, con un marrón oscuro la mar de apetecible. 

El aroma enseguida me recordó al de las imperial stout, pero, cómo no, tenía un toque fresco (cuando digo esto, no sé explicarlo mejor, en mi cabeza es la misma sensación que al oler por ejemplo la menta, así como a campo.. no sé :-D!) y amargo a lúpulo. Lupulada: es una Flying Dog, sin duda :-D. Sin embargo, si me lo hubiesen dicho, hubiese pensado que no pegaba mucho ese aroma a chocolate o café, un poco como quemado, que parece que también es característico de las imperial porter, con ese otro más cítrico del lúpulo, pero la verdad es que me pareció que estaba acertadamente mezclado, me gustó mucho. No era un aroma super potente, pero si tenía bastantes cosas diferentes (un experto quizá diría que es un aroma complejo :-D) y me resultó muy agradable. 

El sabor también me recordó a las stout fuertes, con ese toque dulce y amargo que asocio a chocolate negro y café, y ese toque quemado. Sin embargo me pareció que dominaba un poco más el dulce, quizá me recordó un poco a la Samuel's Smith Taddy Porter, pero mucho menos refinada. Vamos, que una es inglesa y la otra estadounidentes, así que todo cuadra :-D. Además de esto, también me pareció que el amargo cítrico del lúpulo tan característico en la mayoría de cervezas estadounidentes que he probado (no muchas, por otra parte 🙁 ), también se hacía notar bastante, pero nuevamente me pareció que mucho mejor integrado con el resto de sabores que otras Flying Dog. 

Además, dejaba un regusto seco con otra cosa que no supe... el caso es que conforme bebía, me pareció claramente el amargo lupulero, así que no sé. Igual era alcohol, aunque a mi me pareció que no se notaba ni en aroma ni en sabor, (si lo hacía, era sin desentonar, al menos yo no lo identifiqué), y eso que sus 9.2ºme dieron una patada en el culo, como reza la descripción comercial incluida en Ratebeer :-D. 

La verdad es que me encantó, a pesar de su potencia en todos los aspectos no me duró mucho. Es la mejor Flying Dog que he probado, espero tener ocasión de repetir como cerveza de postre, que es donde más me gustan las de este estilo. Me costó 2.65€ en El Cervecero.