Una cerveza al día… … mantiene al doctor en la lejanía

5Ene/150

Kasteel Rouge

Kasteel RougeKasteel Rouge - http://www.ratebeer.com/beer/kasteel-rouge/9010/

Las Kasteel son un clásico de los recién iniciados en el mundo cervecero (no en vano su Tripel es mi segunda entrada, hace más de 4 añitos 🙂 ), ya que la mencionada Tripel y la Donker van a tope de alcohol y entran fácil con su dulzor.

La cervecera belga que las hace, Brouwerij Van Honsebrouck, también tiene esta cerveza de frutas, que según leo es una mezcla entre la Donker y licor de cerezas usado en confitería. Si lo llego a saber seguramente no la hubiese cogido, pero una vez comprada, hay que probarla 😀 .

Servida en el único vaso que tenía a mano lucía bastante oscura, aunque era granate a trasluz, y desprende un olor curioso, aunque no me pareció muy intenso: era dulce y afrutada, pero en plan ácido, tipo alguna sour ale. A mi me recordó a las guindas que se ponen en tartas y demás.

El trago no me disgustó (vaya manera de exponerlo 😆 pero es que temía lo peor 😆 ), se me hizo de nuevo ácida de primeras, pero mucho menos que en aroma, de hecho había un algo familiar... primero pensé en vino tinto, pero realmente a lo que sabía era al kalimotxo con licor de mora que tomábamos en los botellones de quinceañero 😆 suena a coña, pero joer, me supo igual, lo cual no trajo buenos recuerdos a mi paladar. Para redondear el efecto kalimotxo sus 8º no se notan en absoluto, siguiendo la línea de las Kasteel es traicionera.

Pues no sé qué decir, la verdad es que me pareció una cerveza de frutas tirando a normal: sin estar mala ni mal hecha, no le encontré nada que me haga pensar que la volvería a tomar en el futuro (creo que el efecto memoria de los botellones con final funesto le restó muchos enteros 😆 ). Me costó alrededor de 2.30€ en un súper de Besançon.

1Ene/150

Gavroche

GavrocheGavroche - http://www.ratebeer.com/beer/gavroche/7324/

Aunque cada vez menos, todavía quedan birras de super francesas que no he probado y que me voy llevando cada vez que pasamos por esas tierras. La última, esta Gravroche de la cervecera St. Sylvestre, una bière de garde (estilo que ya pienso que es un genérico para una ale francesa).

Servida tiene una pinta bastante maja, entre granate así cobriza y marrón, ligeramente turbia y con una espuma de lo más generosa, que se quería salir al abrirla, y que deja una enorme corona cremosa, tipo Orval.

Es curioso, al olerla pensé en algo en lo que nunca me fijo incluso cuando parece ser que es muy obvio, regaliz. Me pareció acaramelada, pero de una forma que no terminaba de ser tan dulce, sino más tirando a ligeramente ácida, y así... madura?  Al airearse de hecho me pareció que se volvía más afrutada, muy tipo dubbel belga. Me hizo pensar en higos, y seguía teniendo un rollito ácido al final. La verdad es que tenía un olor muy completo, quizá pintaba pelín empalagosa para mi.

Y así me pareció, dulce tirando a algo empalagosa, sobretodo para mi que me he desbelguizado con el tiempo 😆 de nuevo se me hizo muy afrutada, pero así a fruta muy madura, como a pera pasada. Seguía siendo algo acaramelada, quizá tipo toffee, y al final me parecía que se dejaba notar un regusto entre ácido y amargo, muy ligero, pero que equilibraba un poquillo lo anterior.

Fue curiosilla, pues al principio no me pareció particularmente sabrosa, luego me empalagó un poco, aunque mejorase otra vez con la segunda mitad que use para acompañar la cena. De sus 8.5º ni rastro, en ese aspecto estaba muy conseguida.

Me pareció una buena birra, aunque no terminó de encajar en mis gustos de últimanente, pues se me hizo algo cansina. Eso si, el precio creo que era competitivo: alrededor de 1.50€ en un super francés.

13Dic/142

Riegele BierManufaktur Robustus 6

Riegele BierManufaktur Robustus 6Riegele Robust Porter - http://www.ratebeer.com/beer/riegele-robust-porter/156587/

Tras un día bien larguito en el curro, se terciaba una birra igual de larga, y me acordé que tenía por ahí un par de botellas de 66cl la mar de majas de la Brauhaus Riegele, una cervecera alemana afincada en Ausburgo (cerca de Munich) que produce la mar de estilos.

Yo me decidí por esta porter que lucía bien negra (con un deje granate a transluz), con un espuma beige bastante cremosita.

Asomada la nariz venía un aroma bastante suave pero muy agradable, dulce, así tipo achocolatada, y con un toquecillo que, hecha la query a mi cabeza, salió láctica como respuesta 😆 . Tras el trago cogió un tonillo bastante agradable que me recordó a una dubbel belga, así afrutada. Muy bien.

El trago me pareció similar: chocolate con un regustillo ligero pero agradable a fruta oscura, así tipo belga. Se me hizo pura finura, un poco suave pero elegante por así decirlo. Con el paso de los tragos y al coger temperatura el regusto empezó a coger un tonillo así más amargo, como a café, pero de nuevo muy ligero, completando un trago realmente fácil pero que a la vez me pareció muy completito 😀 .

Pues mira que yo soy muy de porter cafetosas (la de Fuller's a la cabeza), pero ésta, siendo todo lo contrario, me pareció muy buena, realmente agradable de beber y con bastantes matices que no daban mucho la murga pero estaban ahí para redondear el asunto. No sé cuánto costó pues fue un regalo de un compañero de trabajo (gracias Alex!).

13Nov/142

Haandbryggeriet Norwegian Wood

Haandbryggeriet Norwegian WoodHaandbryggeriet Norwegian Wood - http://www.ratebeer.com/beer/haandbryggeriet-norwegian-wood/71087/

Otra de las joyitas que me trajo el amigo Pau cuando estuvo de visita fue esta traditional ale noruega (que parece ser un intento de recrear las cervezas que se hacían en ese país cuando las granjas estaban obligadas por ley a hacer cerveza, y en la que se han usado bayas de enebro, que ni sé lo que son 😀 ).

Turbia y de color marrón anaranjado, sólo con abrirla se notó un olor realmente curioso: era ahumada, si, pero tenía también un algo que de primeras me hizo pensar en alguna especia de las que se echa a los guisos, tipo romero, pero que al airearse cambió más a fruta madura, como ciruelas de tarta (pasas, dijo Carol). Muy aromática e intensa, vaya.

Al primer trago me pareció realmente rica, muy ahumadita (del que me recuerda a salmón ahumado 😆 ) y un poco belga, un poco afrutadilla, pero tampoco me pareció que mucho. Dejaba un regusto muy particular (quizá pelín ácido) que me hizo pensar de nuevo en las especias de la primera olfateada, y que seguramente serán las bayas esas.

Para más inri, a pesar de ser tan sabrosa, dejaba el paladar como limpio, sin apenas sabor en la boca.. Con los tragos se me fue haciendo algo más afrutada, más belga, lo que con el ahumado redondeaba un trago realmente delicioso. Sus 6.5° se hacían respetar, pero no pegaban

Sabrosa, aromática y realmente curiosa, me terminó por cautivar. Es quizá una de las mejores cervezas que he tomado últimamente, y como las otras de Haandbryggeriet, no me dejó indiferente. Eso si, seguramente salga cara, por ejemplo en Zombier sale a 5.50€, y sus precios suelen ser muy razonables.

31Oct/142

Hanssens Oude Gueuze

Hanssens Oude GueuzeHanssens Oude Gueuze - http://www.ratebeer.com/beer/hanssens-oude-gueuze/6419/

Pues es viernes noche y apetecía algo especial, así que saqué la última geuze que me queda de las que no he probado (de las otras, tengo dos o tres cogiendo polvo 😀 ), ese estilo belga en el que usa fermentación espontánea (así sin mucho detalle, la cerveza se deja expuesta a la naturaleza para que fermente) y que suele ser tan peculiar que genera relaciones de amor-odio.

Ésta, de la cervecera Hanssens Artisanaal, lucía turbia y con el color típico del estilo, ese naranja entre pajizo y manzanero, y con una espuma tan brillante y generosa que parecía jabón (cosa rara, pues en estas cervezas suele ser difícil sacar espuma).

Olía realmente bien 🙂 de hecho la palabra que me vino era perfumada, a la primera olisqueada me pareció como floral o así. Al irse la espuma se hizo más afrutada, dulce y cítrica a la vez, y así como avinagrada al fondo, pero mucho menos "agresiva" que otras en ese aspecto. Quizá se me hizo menos "genuina" que otras, pero me gustó mucho, mucho.

Todo eso se fue al trago, en el que era como tomarse un limón recién exprimido (cosa que hago muchas mañanas, así que lo tengo fresco 😀 ), ácida y cítrica como pocas (al trago se encogían los carrillos a base de bien), con ese toquecillo metálico tipo chupar un grifo tan curioso 😆 muy escondido al final, aunque se quedaba adherido al paladar dejando una sensación realmente curiosa.

Ese rollo tan limón la hacía muy refrescante, y tampoco era demasiado peligrosa con sus 6º, pero la vi más sencillota que otras. Estaba buena y yo que tengo debilidad por estas cervezas la disfruté, pero habiendo el genero que hay, me iría a por otras. Me costó 7€ en Bierkompass.