Una cerveza al día… … mantiene al doctor en la lejanía

13May/158

BrewDog / Lost Abbey Lost Dog

BrewDog : Lost Abbey Lost DogBrewDog / Lost Abbey Lost Dog - http://www.ratebeer.com/beer/brewdog--lost-abbey-lost-dog/160824/

La escocesa BrewDog es tan buena en su márketing como en sus cervezas: no hay más que ver el envoltorio que lleva esta colaboración con la estadounidense The Lost Abbey (los americanos también saben un rato de cómo vender 😀 ), que invita a guardarla con respeto un par de años y abrirla en una ocasión especial. Y mira tú por dónde que esta entrada es la número 400 y esta cerveza lleva casi dos años esperando su turno (aunque fue embotellada incluso antes, en mayo de 2012). Bueno, vale, en realidad tengo otras más "indicadas" para la ocasión, pero ésta es la única que no está en el desván 😆 .

Esta imperial porter añejada en barricas de ron durante un año lucía negra, aunque se dejaba ver granate a trasluz. La espuma beige oscuro era muy gaseosa y desapareció rápido.

Al asomar la nariz al cuello de la botella salía un olor dulce muy agradable, que me hizo pensar enseguida en esos bombones rellenos de licor. Ya servida, me gustó mucho lo que me llegó, olía a puro chocolate negro, pero algo más dulce, como... no sé, como una mousse oscura. No me pareció que fuese muy ronera en nariz, pero tampoco es que haya tomado muchos rones en mi vida. En cualquier caso olía sencilla pero realmente rica.

El trago me pareció muy rico también, curiosamente se me hizo muy afrutada, dulce pero chocolatosa y muy ligeramente cafetosa, como una quadrupel belga venida a imperial stout, como... anda, como la Black Albert, quizá menos intensa, pero muy sabrosa y agradable.

Me pareció también que tenía una.. textura licorosa, por así decirlo, cremosa y dulce, engañando al paladar respecto a su alcohol, que sólo se notaba en forma de agradable calorcito en la garganta (tiene 11.5º de nada). Imposible saber si el pensar en ron fue o no sugestión, aunque si me recordó a alguna otra birra en la que he mencionado esta bebida (siempre titubeante por no tener mucha idea de rones, eso si 😀 ).

En fin, me pareció muy buena, una pedazo cerveza de postre para terminar el día la mar de rica. Esa diferencia entre el aroma y el sabor, pareciéndome los dos tan agradables... en fin, no le pongo ninguna pega excepto que si no fuese un regalo del amigo Pau (como siempre, muchas gracias!) seguramente nunca la hubiese comprado, pues no me quiero imaginar el precio.

5Feb/130

BrewDog / Flying Dog International Arms Race

BrewDog : Flying Dog International Arms Race

BrewDog / Flying Dog International Arms Race - http://www.ratebeer.com/beer/brewdog--flying-dog-international-arms-race/181390/

Tras unas vacaciones en las que sólo pude echar mano de unas tristes Coronitas en la piscina (aunque de lo demás no tengo queja :-D), me apetecía algo diferente, y esta cerveza de bonita etiqueta, colaboración entre la estadounidense Flying Dog y la escocesa BrewDog, que es una IPA con cero IBU's, cumplía sobre el papel.

Para el que no lo sepa, IBU es una medida de amargor que toma como referencia el lúpulo, y durante bastante tiempo ha habido cierta competición para ver quién hacía la IPA (que simplificando viene a ser una pale ale con mucho lúpulo) con más IBU. Ésta que hoy nos ocupa, en cambio, busca el amargor con diferentes hierbas y especias, sin usar nada de lúpulo. Además es fruto de una competición entre ambas cerveceras para ver quién hacía el experimento mejor (ésta creo que es la de Flying Dog).

Bueno, pues la cerveza servida a primera vista parece normal, con un color naranja oscuro, turbia, pero luego llaman la atención dos cosas: la espuma no puede ser más efervescente, tipo Coca Cola, y en un minuto no queda nada. Y además, tiene sedimentos para aburrir, que incluso suben hacia arriba en vez de caer (en la foto de detalle se ven algunos).BrewDog : Flying Dog International Arms Race details

El aroma es bien raro, me hizo pensar en algo... um, le di un par de vueltas y enseguida caí: en una fruta tropical que sólo he comido en hoteles, que creo que es papaya. También recordaba un poco al melón cantaloup, ese que es naranja. A ratos me hacía pensar en infusiones de frutas, pero sobretodo se me quedó eso en la cabeza.

El sabor no me convenció, era otra vez ese dulce de la papaya y el melón cantaloup con algo que me recordó al gengibre que tanto gusta a los belgas y que siempre me desagrada, además de a algo tipo cubata... no sé, ¿tequila? También tenía un rollo como medicinal, como un medicamento en polvo que sabe a naranja. Y me pareció que apenas tenía amargor, aunque secaba el paladar.

Lo único que me pareció muy conseguido fue el alcohol: al menos a mi sus 7.5º me pasaban desapercibidos (excepto muy al final en la garganta), haciendo que por momentos me pareciese que estaba bebiendo un zumo raro y gaseoso, que luego resultó subirme mucho 😛 . Traicionera como ella sola.

Una cerveza regulera, ojo, para mi gusto. Como experimento supongo que es muy curiosa, y no me pareció que estuviese mal hecha, sólo que a mi los sabores no me gustaron, aunque si me gustó probarla. Cosa que pude hacer gracias al detallazo de Cervezas Especiales, que siempre me incluyen algún regalito en pedidos grandes. ¡Muchas gracias 🙂 !

11Nov/124

Anderson Valley Barney Flats Oatmeal Stout

Image

Probé esta stout de avena estadounidense de barril cuando visité el nuevo local de El Cervecero, pero no recordaba que tenía un par en la despensa 😀 . Servida era negra, negrísima, con una apetecible espuma cremosa y marrón que duró lo normal.

El olor me pareció ligero pero muy agradable, al principio dominada por el dulce, como achocolatada, con un poquito de quemado tipo café de fondo. Oliendo mucho también me recordaba un poco a cereales tipo "comida de pájaro" (quizá lo que otras veces me ha recordado a nueces)... Sugestión por el tema de la avena, supongo 😀 , aunque fue lo que terminó dominando.

Al darle un trago... Equilibrada es lo primero que pensé. Normalmente me gustan más cafeteras pero ésta tenía de todo y en su medida: caramelo, quemado rollo café, lo de las nueces de antes... Incluso su puntito de "aguada" (en plan bien tipo la Marston's) o mineral como leí una vez, que le daba su punto refrecante.

Pues muy buena, bien hecha y siendo ligera, era bastante sabrosa y además mejoró con la comida (con esto siempre me apetece una ensalada de esas con queso de cabra, pero como no tenía me conformé con las espectaculares croquetas de mi madre 😆 ). Me sorprendió, para repetir con frecuencia, y a un precio decente: 2.24€ en Cervezas Especiales.

3Nov/120

Flying Dog Kujo Coffee Stout

Image

Flying Dog Kujo Coffee Stout - http://www.ratebeer.com/beer/flying-dog-kujo/115636/

Pues que se me antojó una imperial stout para acompañar la comida (y es raro, porque me suelen apetecer de postre nocturno) y tenía esta estadounidense de la cervecera Flying Dog, cuyas cervezas y etiquetas no suelen dejar indiferente (aunque a mi no me ha entusiasmado ninguna excepto la muy rica Gonzo, que por otra parte era negra y potente como ésta, así que pinta bien 😀 ).

Servida en el shaker o pinta usana, lucía negra como pocas, opaca, con una espuma marrón y cremosa, igual que el líquido, que parecía brea al caer 😀 . Uno de los aspectos más apetecibles que he visto en mucho tiempo.

El aroma en botella era denso, oscuro, dulce, me recordó a azucar moreno y a vainilla, igual que al servirla, aunque ahí me pareció que no era tan potente, pero se notaba el chocolate y también el café torrefacto al fondo, haciendo que oliese como una deliciosa tarta de café. Joer, qué ganas de darle un tragaco.

Al dárselo... era denso, no parecía líquido, entre el tacto casi a batido y la poca burbuja. Me pareció que era dulzona, achocolatada, pero bien compensada con ese rollo café, igual que en el aroma: como una deliciosa tarta de café, pero esta vez con algo más que me pareció un suave amargo de lúpulo americano.

Por momentos también me pareció algo afrutada, incluso me recordó en la reciente Black Albert. Menuda juerga 😀 espectacular. Esto tiene cuerpo seguro, el alcohol (unos nada despreciables 8.9º) no me pareció que se notase apenas. Curiosamente, al acompañarla con la comida ganó fuerza y si dejaba un regusto entre amargo y alcohólico la mar de agradable.

Muy buena, quizá era ligeramente más dulce de lo que esperaba (ese título sugería cafetaco a lo bestia 😀 ), pero realmente bebible y acompañó la comida estupendamente. Además la conseguí a un precio bastante decente, 2.64€ en Cervezas Especiales.

17Oct/124

Anderson Valley Hop Ottin IPA

Anderson_valley_hop_ottin_ipa

Anderson Valley Hop Ottin IPA - http://www.ratebeer.com/beer/anderson-valley-hop-ottin-ipa/336/

Para celebrar el día de San Lúpulo pensaba abrirme esta IPA de la cervecera estadounidense Anderson Valley (y es que aunque su amber ale no me gustó tanto como esperaba, es la única IPA que tengo en la despensa, y siendo San Lúpulo, parece el estilo apropiado :-D). Sin embargo, me pilló un poco pocho, así que quedeme con las ganas, pero como vale más tarde que nunca, tenía que caer.

Servida en su propio vaso y con sus propios posavasos (lo que algunos han dado en llamar Mr. Proper 😆 ), lucía un bonito color ambar, siendo medio turbia medio transparente, y con una espuma que, si bien no se formó con gran alegría, lucía esponjosa y con una duración bastante buena.

Al destapar la botella el olor a caramelo es de escándalo. ¿Dónde están mis lúpulos 😛 ? Incluso me recordaba a gominola o algo similar. Al servirla el aroma pasó a ser bastante moderado, al menos para mi hociquete, pero seguía siendo bastante dulce y muy agradable (y eso que no soy yo fan de lo dulce), aunque me hizo pensar más algo tipo flores. Esto va a ser una IPA de esas del lado de la malta (lo que en su país de origen es más propio de la costa este si no me equivoco) en vez de las de lúpulo a cascoporro (que son las del otro lado)...

El trago me pareció que confirmaba lo del olor, siendo bastante dulce, acaramelado, pero antes de empalagar lo más mínimo venía una dosis de amargor relativamente potente, pero de los que creo que no haría torcer el gesto ni al más cagueta 😆 y además duraba bastante en la boca. Muy bebible, podría ser una cerveza del día a día (excepto por su graduación, 7º).

Me pareció la mar de redonda, y no perdió fuelle hasta el final, pero aun así me pareció que le faltaba algo. Estaba muy muy bien hecha, pero quizá era fácilmente olvidable, no sé si me explico. Me pareció una buena IPA de las que podrías tomar todos los días, pero para eso no me iría a una cerveza estadounidense... aunque bueno, ésta tiene un precio bastante bueno, a pesar de cruzar el charco me costó 2.15€ en Cervezas Especiales.