Una cerveza al día… … mantiene al doctor en la lejanía

13May/158

BrewDog / Lost Abbey Lost Dog

BrewDog : Lost Abbey Lost DogBrewDog / Lost Abbey Lost Dog - http://www.ratebeer.com/beer/brewdog--lost-abbey-lost-dog/160824/

La escocesa BrewDog es tan buena en su márketing como en sus cervezas: no hay más que ver el envoltorio que lleva esta colaboración con la estadounidense The Lost Abbey (los americanos también saben un rato de cómo vender 😀 ), que invita a guardarla con respeto un par de años y abrirla en una ocasión especial. Y mira tú por dónde que esta entrada es la número 400 y esta cerveza lleva casi dos años esperando su turno (aunque fue embotellada incluso antes, en mayo de 2012). Bueno, vale, en realidad tengo otras más "indicadas" para la ocasión, pero ésta es la única que no está en el desván 😆 .

Esta imperial porter añejada en barricas de ron durante un año lucía negra, aunque se dejaba ver granate a trasluz. La espuma beige oscuro era muy gaseosa y desapareció rápido.

Al asomar la nariz al cuello de la botella salía un olor dulce muy agradable, que me hizo pensar enseguida en esos bombones rellenos de licor. Ya servida, me gustó mucho lo que me llegó, olía a puro chocolate negro, pero algo más dulce, como... no sé, como una mousse oscura. No me pareció que fuese muy ronera en nariz, pero tampoco es que haya tomado muchos rones en mi vida. En cualquier caso olía sencilla pero realmente rica.

El trago me pareció muy rico también, curiosamente se me hizo muy afrutada, dulce pero chocolatosa y muy ligeramente cafetosa, como una quadrupel belga venida a imperial stout, como... anda, como la Black Albert, quizá menos intensa, pero muy sabrosa y agradable.

Me pareció también que tenía una.. textura licorosa, por así decirlo, cremosa y dulce, engañando al paladar respecto a su alcohol, que sólo se notaba en forma de agradable calorcito en la garganta (tiene 11.5º de nada). Imposible saber si el pensar en ron fue o no sugestión, aunque si me recordó a alguna otra birra en la que he mencionado esta bebida (siempre titubeante por no tener mucha idea de rones, eso si 😀 ).

En fin, me pareció muy buena, una pedazo cerveza de postre para terminar el día la mar de rica. Esa diferencia entre el aroma y el sabor, pareciéndome los dos tan agradables... en fin, no le pongo ninguna pega excepto que si no fuese un regalo del amigo Pau (como siempre, muchas gracias!) seguramente nunca la hubiese comprado, pues no me quiero imaginar el precio.

5Feb/130

BrewDog / Flying Dog International Arms Race

BrewDog : Flying Dog International Arms Race

BrewDog / Flying Dog International Arms Race - http://www.ratebeer.com/beer/brewdog--flying-dog-international-arms-race/181390/

Tras unas vacaciones en las que sólo pude echar mano de unas tristes Coronitas en la piscina (aunque de lo demás no tengo queja :-D), me apetecía algo diferente, y esta cerveza de bonita etiqueta, colaboración entre la estadounidense Flying Dog y la escocesa BrewDog, que es una IPA con cero IBU's, cumplía sobre el papel.

Para el que no lo sepa, IBU es una medida de amargor que toma como referencia el lúpulo, y durante bastante tiempo ha habido cierta competición para ver quién hacía la IPA (que simplificando viene a ser una pale ale con mucho lúpulo) con más IBU. Ésta que hoy nos ocupa, en cambio, busca el amargor con diferentes hierbas y especias, sin usar nada de lúpulo. Además es fruto de una competición entre ambas cerveceras para ver quién hacía el experimento mejor (ésta creo que es la de Flying Dog).

Bueno, pues la cerveza servida a primera vista parece normal, con un color naranja oscuro, turbia, pero luego llaman la atención dos cosas: la espuma no puede ser más efervescente, tipo Coca Cola, y en un minuto no queda nada. Y además, tiene sedimentos para aburrir, que incluso suben hacia arriba en vez de caer (en la foto de detalle se ven algunos).BrewDog : Flying Dog International Arms Race details

El aroma es bien raro, me hizo pensar en algo... um, le di un par de vueltas y enseguida caí: en una fruta tropical que sólo he comido en hoteles, que creo que es papaya. También recordaba un poco al melón cantaloup, ese que es naranja. A ratos me hacía pensar en infusiones de frutas, pero sobretodo se me quedó eso en la cabeza.

El sabor no me convenció, era otra vez ese dulce de la papaya y el melón cantaloup con algo que me recordó al gengibre que tanto gusta a los belgas y que siempre me desagrada, además de a algo tipo cubata... no sé, ¿tequila? También tenía un rollo como medicinal, como un medicamento en polvo que sabe a naranja. Y me pareció que apenas tenía amargor, aunque secaba el paladar.

Lo único que me pareció muy conseguido fue el alcohol: al menos a mi sus 7.5º me pasaban desapercibidos (excepto muy al final en la garganta), haciendo que por momentos me pareciese que estaba bebiendo un zumo raro y gaseoso, que luego resultó subirme mucho 😛 . Traicionera como ella sola.

Una cerveza regulera, ojo, para mi gusto. Como experimento supongo que es muy curiosa, y no me pareció que estuviese mal hecha, sólo que a mi los sabores no me gustaron, aunque si me gustó probarla. Cosa que pude hacer gracias al detallazo de Cervezas Especiales, que siempre me incluyen algún regalito en pedidos grandes. ¡Muchas gracias 🙂 !

21Ene/135

Harviestoun Schiehallion

Image

Harviestoun Schiehallion - http://www.ratebeer.com/beer/harviestoun-schiehallion-bottle-keg/11692/

Y para recuperar el ritmo con suavidad tras un parón ocasionado por un par de semanas más liado de lo que lo he estado nunca, me abrí esta lager escocesa cuyo nombre se debe a una de las montañas más conocidas de su país, y que es de la cervecera Harviestoun.

Servida lucía rubia y transparente, con una espuma de aspecto "crujiente" (de esas que se oyen de lejos) de duración normal.Harviestoun Schiehallion details

Al acercar la nariz, me pareció que tenía un aroma sencillo pero muy agradable, y eso que a la primera olfateada me hizo pensar un poco en una lager industrial. Debió ser cosa mia, o que necesitaba airearse 😀 porque luego, siendo un aroma como muy propio de una cerveza "de toda la vida", a la vez no tenía nada que ver 😆 . Me hizo pensar en algo tipo floral, en lúpulo, a pensar de no parecerme un aroma amargo. Quizá era también algo cítrica y no sé, a mi me recordó un poco al pan. Lo mejor es que ganó intensidad con los tragos 🙂 .

El sabor, igualmente, era todo sutileza. Sencillo, pero a la vez te dejaba pensando 🙂 aunque creo que menos que el aroma. El dulce-amargo que tengo tan asociado con una buena pale ale inglesa, malta al primer toque y lúpulo cuando pasaba por la lengua, supongo 🙂 , con un ligerísimo toque cítrico y un amargo muy directo pero nada cansino.

La verdad es que me releo y no sé si he dicho algo 😆 , pero es que me pareció una birra bastante curiosa, de esas que esconden más de lo que parece a primer trago, pero a la vez sencilla y muy agradable.

Algo si puedo decir: el nivel de refrescabilidad más alto que recuerdo, una birra de este estilo tibia y que aun así refresque que da gusto es un lujo (si sumamos que tiene 4.8º, se explica que el medio litro bajase tan rápido :-). No se me ocurren muchas cosas mejores para el aperitivo que esto con una tapita de jamón serrano 🙂 . Es la típica cerveza que no pediría en un bar, porque entre la comida y otras cervezas no me enteraría de nada, pero que me gustaría tener siempre en casa.

Una cerveza muy rica, con su toque curioso que me dejó con ganas de más. Tendría que volverla a probar, pero de momento se queda con el muy buena (aunque podrían ser las ganas de tomarme una cerveza acumuladas :-D). Me la traje de Dublín a 2€ en un super del centro.

30Nov/124

Harviestoun Bitter & Twisted

Image

Harviestoun Bitter & Twisted - http://www.ratebeer.com/beer/harviestoun-bitter-twisted-bottle/43927/

Tras unos días muy divertidos en Dublín, tuve la oportunidad de traerme una pequeña selección de lo que un dublinés puede comprar en un triste super del centro (que, como se ve, no está nada mal 🙂 ). Decidí empezar con esta Harviestoun, una golden ale que curiosamente es escocesa 🙂 .

Servida en la pinta (que estaba enjuagada previamente, aunque parece que no lo suficiente 😛 ) lucía rubia, con el típico color naranja transparente y una espuma efervescente de duración normal.

El aroma era curiosete, porque en la botella salía un agradable olor entre hierba y limón, que he olido otras veces en cervezas con lúpulo americano, pero luego se relajó bastante una vez servida. Lo curioso es que pesar del tema lúpulo, que normalmente te hace pensar en amargo, me olía con un agradable toque dulce, supongo que de la malta, pero no sé, no era el típico caramelo, o no me lo pareció. Me hacía pensar más en miel, o en algo floral. En fin 😀 .

El caso es que el trago era muy muy ligero, con muy poca burbuja a pesar de que al principio estaban muy alborotadas, con una suave combinación entre amarga y dulce a lo pale ale inglesa (aquí me pareció que el amargo era más común, no me hizo pensar en lúpulo), que la hacían una de las cervezas más refrescantes que me he echado al gaznate últimamente.

Nuevamente, había un algo curioso, sobretodo en el primer trago, en que me supo como especiada, y en el último cuarto, que me hizo pensar en esas cervezas con miel (como aquella horrenda Honig Trunk) pero mucho más sutil, ¿quizá no era tanto miel como alguna especia tipo romero? Era curioso y me dejó pensando un rato, pero no sabría decir.

Bueno, sin ser extraordinaria, es una cerveza genial para tener en el súper de la esquina: estaba buena, y era bastante sabrosa pero sus 4.2º no entrañan peligro, y su poco gas la hacía refrescante como pocas. Además, viene en botella de medio litro para no quedarse con sed 😀 y me costó unos muy razonables 2€ en un súper de Dublín.

14May/1210

BrewDog Punk IPA

Brewdog_punk_ipa

BrewDog Punk IPA - http://www.ratebeer.com/beer/brewdog-punk-ipa-56/135361/

El buque insignia de la cervecera escocesa BrewDog (que son tan buenos cerveceros como marketinianos, con todo el rollo destroyer que venden) es esta Punk IPA, que antes era algo más cañera y luego parece que la suavizaron, amén de empezar a venderla enlatada en six-packs (que por cierto, parece que el tema lata no resta sino lo contrario). Vaya, cualquiera diría que la quieren convertir en tu IPA del día a día :-).

Para los no avezados, decir que la IPA venía a ser una pale ale con sobrecarga de lúpulo, pero hoy por hoy es casi un sufijo que se le añade a cualquier cosa para decir "amarga de narices" (además de ser una moda en el mundillo).

Así, decidí servirla en un vaso saison, del día a día, en el que tenía un aspecto bastante apetecible: cualquier cosa naranja, transparente y con una buena espuma blanca, cremosa y duradera lo tendría con 35º de máxima que hemos tenido hoy en Madrid :-D.

Se supone que esta IPA es de las que usa el famoso lúpulo neozelandés Nelson Sauvin, que le da rollos a uva en el aroma (creo), pero lo primero que noté al abrirla es ese aroma a pino 😀 también conocido como lúpulo americano (aunque no sé concretar qué variedad es el que le da ese rollo). Al servirla, confirmé que es lo que más notaba, ese aroma a bosque húmedo, supongo que a resina, que dicen algunos.

Es verdad que es bastante afrutada, pero no huelo la fruta a la que me ha acostumbrado la cerveza belga, sino algo tipo... mango, o piña, así muy refrescante y con un punto ácido. Además, una vez sabiéndolo (casi me da pena que así fuera :-P) si que se nota esa uva blanca. Caray, qué aroma más espectacular, tengo que reconocerlo.

El sabor, en contraste, no es muy exigente, sin que sea una pega. Es un punto sabrosa, notándose en la lengua un poco todo lo del aroma, pero sutilmente, y con un toque a eso que en las pale ale me recuerda a algo salado tipo aceite, con el contrapunto amargo del lúpulo dándole un toque, pero nada exagerado.

Se quedaba un poco en los carrillos, pero me pareció que el postsabor era muy limpio, contribuyendo a que no cansara nada (quizá al final era un poco seca, pero nada que me molestase). Eso si, el aroma no se iba ni a tiros, ¡qué caña!

Sorprendente, una IPA que me deja con ganas de otra 😆 normalmente es un estilo que me gusta pero me satura rápido, pero de ésta me podría tomar el six-pack entero sin problema (bueno, no, pero un par de latas si 😆 ), realmente me supo a una cerveza del día a día, dentro del estilo, claro. Mientras la tomaba, se me antojó sashimi, sobretodo el del atún rojo (¿quizá he leído algo de IPA + sushi y estoy sugestionado? no recuerdo), y si me pedís algo más local, una buena cecina saladita (que es lo que finalmente usé para el último culín :-D).

Me esperaba la típica bomba de lúpulo que se lleva ahora, pero la bebebilidad está fuera de toda duda, y el aroma es la pera (o el mango, vaya 😆 ). Muy buena, para repetir a menudo, sobretodo si tuviésemos ese six-pack en el super. Ésta la compré en El Cervecero a 2.20€.