Una cerveza al día… … mantiene al doctor en la lejanía

30Jul/143

Pan Zlatni

Pan ZlatniPan Zlatni - http://www.ratebeer.com/beer/pan-zlatni/114471/

Andamos por Croacia remojándonos el culo y como siempre que se tercie, había curiosidad por probar qué se encuentra el croata medio en el súper (las expectativas eran bajas, siendo sinceros 😀 ).

Esta pale lager (vaya, el estilo más típico del sur de Europa y diría que en general del mundo 🙂 ), hecha por Carlsberg, lucía como corresponde: rubia anaranjada y tirando a transparente. Al asomar el hocico, nada del otro jueves pero agradable, el típico olor ligeramente dulce de cerveza de toda la vida, con eso que mi cerebro insiste en identificar como salado (quizá porque es un olor tipo maiz), y un poquiño como a hierba.

El trago tira por los mismos derroteros, y sin ser nada especial, cumple el trabajo bastante bien, empezando dulce, quizá de nuevo con ese sabor de las lager baratas que recuerda al maiz (o quizá es por la mazorca que le hemos comprado al vendedor ambulante en la playa, que ha dejado poso 😆 ) y un regusto amargo, otra vez hierboso, pero sin molestar: es una cerveza de batalla, pero se bebe bien, no tiene ese amargor que me molesta y cansa rápido en otras del estilo. En ese sentido me pareció equilibrada.

Bueno, es una birra normal, refrescante, bebible, y olvidable 🙂 . Me costó 7HRK (unos 0.90€ al cambio actual), ya que aquí parece que las botellas de cristal son un lujo: lo que se lleva son las botellas de 2.5L de plástico (incluyendo algunas marcas como Löwenbräu, a algún muniqués le daría algo 😆 ).

7Mar/142

Castelain Ch’Ti Triple

Castelain Ch Ti Triple - details

Castelain Ch’Ti Triple - http://www.ratebeer.com/beer/castelain-chti-triple/4352/

Cambiando un poco de tercio, me abrí esta ale francesa, nacionalidad que no he visitado mucho, y que en general tampoco me ha deparado nada especial hasta ahora. A ver si esta tripel de la cervecera Castelain sube el listón 🙂 .

Servida era naranja oscura, curiosamente transparente, y con una calmada columna de gas subiendo desde el centro.Castelain Ch Ti Triple

El aroma era muy dulce, al principio me recordó a miel y curiosamente me hizo pensar un poco en maiz, de ese en lata que es dulcecito. Tenía quizá un toquecillo cítrico, como a naranja, pero no sé, me hizo pensar en que era maltosa, me recordó un poquillo a las cervezas alemanas.

Al darle un trago me pareció que estaba bastante decente, reconozco que llevaba unas bajas expectativas y quizá eso contribuyó. El caso es que era dulce, con toques de nuevo a miel y ligeramente afrutada, pero nada empalagosa, un puntito alcohólica pero nada molesta (al fin y al cabo tiene 7.5º, que no está mal).

Quizá tenía un regustillo metálico, pero no me pareció desagradable, y bueno, era algo sosa, pero en general me pareció una buena tripel de batalla, de las que no me importaría tener en el super a falta de cosas más especiales. Me costó alrededor de 1.75€ en E. Leclerc de Colmar.

13Sep/120

Alpirsbacher Klosterbrau Spezial

La_foto

Alpirsbacher Klosterbrau Spezial - http://www.ratebeer.com/beer/alpirsbacher-klosterbrau-spezial/9658

Fue entrar en la zona norte de la Selva Negra alemana y ver en la puerta de todos los gasthof el luminoso de la cervecera Alpirsbacher, situada en la región (en Baden-Württemberg para más señas), así que había que probarla. Esta helles, su cerveza de batalla, lucía el aspecto más típico de la cerveza tal como se conoce en España, a saber: rubia, transparente, y con una espuma a la que le costó algo formarse, aunque luego duró con cierta dignidad (y se apegó al vaso como si la vida le fuese en ello, que en cierta manera, si que le iba 😀 ).

Nuevamente, con solo abrirla se notaba su aroma a un metro, el típico olor de cerveza cuando el casco lleva vacío un par de días, sin embargo al oler el vaso me sorprendió que ese típico olor a malta iba acompañado con algo que... No sé, me recordó un poco a hierba húmeda.. Aun así era un olor muy ligero.

El primer trago me gustó, aunque el sabor era ligero me pareció bastante agradable, con el típico primer sabor dulce de la malta acompañado de un amargo a lúpulo algo picoso en la lengua (aunque burbuja no me pareció que tuviese mucha, más bien lo contrario) y, como me pasó con la Augustiner, algo seco, más de lo que esperaría en una cerveza tan suave.

Con el paso de los tragos se me fue haciendo más aburrida, me pareció que perdía matices. Mi novia dijo que parecía un mosto, con poco sabor y poco gas, y también que le sabía algo metálica, tras lo que añadió: "está rica" 😆 .

En fin, una cerveza normal, bastante sencilla, pero buena como cerveza de batalla, ya que el medio litro entró como la seda y eso que nuevamente la tomé a temperatura de calle (unos 14°, parece que el minibar no se estila mucho por aquí), y me costó unos baratos 0.85€.