Una cerveza al día… … mantiene al doctor en la lejanía

28Abr/130

Erdinger Dunkel

Erdinger Dunkel

Erdinger Dunkel - http://www.ratebeer.com/beer/erdinger-dunkel/2469/

Una de las que no había probado de esta cervecera alemana de aquí al lado era esta dunkel lager. Lucía bastante más oscura de lo habitual, tirando más a marrón que el típico granate (aunque a trasluz si se veía), y con una espuma beige que duró con cierta entereza.

Al asomar la nariz al vaso, me sorprendió un monotemático pero muy agradable olor a chocolate dulce, suave pero bien conseguido. Curiosamente, poco a poco fue dejando a paso a ese aroma medio dulce medio quemado que tienen muchas de este estilo, que me pareció algo más típico y soso.Erdinger Dunkel details

El trago era refrescante, pero se hacía algo sosa, algo descafeinada, con el dulce entre acaramelado y achocolatado y el regusto a quemado balanceando, pero con poca intensidad. Eso si, la tomé después de un buen paseo con la bici y bajó a velocidad de vértigo. Supongo que era bastante bebible, incluso aunque tuviese tanta sed.

En cualquier caso, a pesar de la buena primera impresión al acercar la nariz, me pasa un poco como las otras que he probado de Erdinger: agradables pero fácilmente olvidables. Estaba buena y repetiría sin problemas pero las alternativas son tantas que no creo que lo haga. Me costó 0.79€ en el Tengelmann.

27Jun/120

Schöfferhofer Hefeweizen

Schofferhofer_Hefeweizen.jpg.scaled.500

Schöfferhofer Hefeweizen - http://www.ratebeer.com/beer/schofferhofer-hefeweizen/10733/

Tras un trote en el que casi muero por sequedad boquil la elección de una de las pocas weisse que me quedaban sin probar era clara. Ésta alemana de trigo lucía un color entre naranja y amarillo, siendo tan turbia como acostumbra el estilo. La espuma, sin buscarla, salió con alegría y creció hasta formar un considerable copete al cabo de un par de minutos, el cual aguantó hasta el final (aunque he de confesar que no tardó mucho en llegarle 😆 ), y rato después seguía en el fondo del vaso 🙂 .

Siempre me parece que hay dos tipos de weisse: las más rollo dulce, con esos aromas afrutados como a plátano e incluso chicle de fresa, y las más tipo cereal (eso que me hace pensar en los cornflakes 😀 ), como era el caso de ésta tanto en aroma (el cual dejé de notar con el paso de los tragos 🙁 ) como sabor (algo suave, con el típico amargor ligero que me recuerda siempre al té rojo).

Eso si, me pareció que tenía un regusto muy ligeramente desagradable, ese amargo tipo industrial. Era sutil, pero me pareció que ahí estaba y le restó algún punto.

Bueno, la típica cerveza de trigo alemana. Ligera, suave, tremendamente refrescante, pero sin nada especial. Aun así, nunca me canso de este estilo, así que diré que me pareció una buena cerveza (pero, eso sí, la mar de común). La compre en El Corte Inglés a un precio que rondaría el 1.30€, y teniendo la Weltenburger al mismo precio, que también es tipo cereal y me gusta mucho más, no creo que repita.