Una cerveza al día… … mantiene al doctor en la lejanía

9Ago/140

Velebitsko Svijetlo

Velebitsko SvijetloVelebitsko Svijetlo - http://www.ratebeer.com/beer/velebitsko/13061/

Pues para terminar con el trío de cervezas que hacen en Pivovara Ličanka me abrí esta birra croata etiquetada como premium lager en Ratebeer (pa mi, una pale lager, es decir, una cerveza de toda la vida para la mayoría 🙂 ), que fue la que originalmente me recomendaron los dueños de la casa en la que estuvimos en Korenica.

Rubia, transparente y de tranquila y gordita burbuja, olía recién abierta a cerveza barata de lata 😆 pero servida ni rastro: me pareció lupulada, con ese olor como a hierba tan de una pilsener, o incluso de muchas helles alemanas. Inspirando mucho se notaba el clásico contrapunto dulce de la cerveza, en este caso algo un poquillo como a mantequilla quizá. Olía bien 🙂 .

Al trago me pareció que iba por los mismos derroteros, siendo más amarga que dulce, muy a pilsener alemana, con ese rollo hierboso, pero en este caso, entraba con más ganas el dulzor y un toquecillo quizá como cítrico, que de nuevo me hicieron pensar en una helles, sólo que algo más amarga, sobretodo en el regusto, en el que me pareció bastante seca.

Pues si aquella Tamno me pareció muy checa, esta la noté más bien bávara (aunque mi bajage de cervezas checas es escasito), pero en cualquier caso, aunque estaba buena y era refrescante y agradable, estaba un punto por debajo de aquella nuevamente. Aun así, bastante por encima del resto de birras croatas que han caído, excepto en precio: 6.40HKR (unos 0.90€ al cambio de hoy) en el mismo super de Korenica.

 

7Jul/140

Kaufbeuren Aktien Hell

Kaufbeuren Aktien Hell

Kaufbeuren Aktien Hell - http://www.ratebeer.com/beer/kaufbeuren-aktien-hell/7250/

Cuando vi esta helles pensé que quizá sería hermana de esas Aktien de Bayreuth, pero nada más lejos (bueno, unos 230kms), pues ésta es de la Aktienbrauerei Kaufbeuren, de la que nunca había oído hablar (es decir, igual que tantas otras decenas de cerveceras alemanas 🙂 ). En fin, después de una carrerita no le iba a hacer ascos 😀 .Kaufbeuren Aktien Hell - details

Tan rubia y transparente como podría esperarse del estilo, al asomar el hocico tampoco había mucha sorpresa. Es el típico olor que tienen estas birras cuando no son particularmente... finas, por decirlo así, un olor agradable un poco mezcla entre miga de pan y algo tipo hierba o quizá pelín cítrico, (pero vamos, por sacarle nombres... cerveza de toda la vida, pero en olor agradable), con eso de las birras de borracho que me recuerda a una menestra 😆 muy, muy al fondo, sin apenas molestar.

Al primer trago me gustó bastante, se me hizo, dentro de que sabía a lo que tiene que saber, relativamente cítrica y con un toque dulce como... no sé, siempre me viene miel, pero muy sutil, como si se hubiese untado sobre demasiado pan, que diría el amigo Bilbo.

Al principio, al tragar me venía un ligerísimo regusto agrio, como ese regusto cuando llevas demasiadas birras, pero luego se pasó y la verdad es que cuando me quise dar cuenta quedaba bastante poca para acompañar la cena.

Pues no sé, será que andaba necesitado, pero me gustó much o: sencilla pero refrescante y bebible como sólo saben conseguir por aquí, con un sabor clásico pero bien rematado y un alcohol más o menos moderado (5º). Curiosamente, ya la había probado con misma buena impresión, y ni me acordaba 😀 . El precio, otro clásico: 0.85 en un getränkemarkt austríaco.

20Jun/142

Zillertal Zwickl

Zillertal ZwicklZillertal Zwickl - http://www.ratebeer.com/beer/zillertal-zwickl/217251/

Andamos metidos en medio de los Alpes austríacos (esa parte que es como un mordisco a Alemania e Italia 😀 ), y prácticamente la única marca que se ve por aquí es esta Zillertal, austriaca, cuyo lugar de origen no queda lejos. Tenía curiosidad por esta zwickl, que parece ser el equialvente austríaco a las kellerbier alemanas (lager rubias de alcohol moderado y sin filtrar).se

Servida, lucía veraniega: rubia totalmente marilla, espuma blanca que aguantaba decentemente y ligeramente turbia.

Al servirla al principio olía a cerveza barata de lata, pero en cuanto se aireó mejoró, y sin ser nada del otro muZillertal Zwickl - detailsndo, se dejaba oler 😀 . Era un olorcillo algo cítrico, y quizá un poco así como a hierba, aunque era muy ligero y no se dejaba sacar mucha chica.

El sabor seguía el mismo camino: era muy ligera, suave, a ratos algo cítrica, con un regusto muy limpio y que se me hizo un poco como a té. Era muy refrescante, quizá algo aburridilla pero cumplía su papel tras una caminata por la montaña.

Hubo un detalle que me hizo pensar que era una buena cerveza y en el que no me había fijado: tiene 3.9º de nada. Ideal para hidratarte sin miedo tras la mencionada caminata 😀 . Me costó 0.95€ en un getränkemarkt de la zona.

5Jun/143

Tegernseer 1806 Max I. Joseph Jubiläums Export

Tegernseer 1806 Max I. Joseph Jubilaums ExportTegernseer 1806 Max I. Joseph Jubiläums Export - http://www.ratebeer.com/beer/tegernseer-1806-max-i-joseph-jubilaums-export/62978/

Con este nombre tan largo se presenta la que supongo es la joya de la corona de la Brauhaus Tegernsee, sacada para conmemorar el 200 aniversario de la coronación del primer Rey de Baviera (cuyos herederos son los actuales dueños de la fábrica, al menos eso creo entender), y cuya dunkel me pimplé el otro día.

Servida luce muy apetecible, rubia y transparente, con poca burbuja pero tremendamente gorda y lenta, y con una espuma jabonosa bastante duradera.

La nariz asomada al vaso, es poco lo que llega, pero te pide quedarte ahí un rato. Me pareció que olía realmente bien, me recordó a cómo huele la impresionante Augustiner Helles Holzfaß (es decir, servida desde el barril de madera por gravedad). Un olor ligeramente dulce, muy como a cereal, y con un toque como cítrico (pero de alguna manera distinto) bastante marcado. Sencilla pero realmente agradable, aunque con los tragos cogió un tono más... tostado, como la Ettaler, ese algo que me recuerda a la curiosa Telenn-Du.Tegernseer 1806 Max I. Joseph Jubilaums Export - details

Al trago también me recordó  a la maravilla de Augustiner, con el gas mucho más evidente (en aquella es realmente delicado), la escasa pero gorda burbuja cosquilleando en la garganta. Era muy suave, con un sabor entre cereal o pan, y limón, no sé, me pareció muy cítrica, aunque no era exactamente eso - era otra cosa que ya he probado pero nunca tan marcado, y me tenía tan desconcertado que estuve leyendo por ahí - salina, le dicen, y joer, suena a tontuna o cosa rara, pero es verdad que te dejaba un gusto parecido al agua de mar - obviamente mucho más sutil 😀 pero me pareció curioso leerlo y que me saltase un "bingo!" en la cabeza 🙂 .

Una de las mejores helles que he probado, la verdad es que me pareció deliciosa, peligrosilla pues bajaba a una velocidad de vértigo (aunque por suerte tiene 5.2º así que tampoco es pa tanto). Me costó 0.95€ en el Orterer, así que creo que se va a convertir en la birra del verano 😀 .

29May/144

Poperings Hommelbier

Poperings HommelbierPoperings Hommelbier - http://www.ratebeer.com/beer/poperings-hommelbier/5092/

Vuelvo al estilo que me vio nacer (como aficcionado a la cerveza, quiero decir 😀 ) con esta belgian ale de Van Eecke cuyo nombre hace Poperinge, la cuna del lúpulo belga.

Servida, es naranja oscura, totalmente turbia. Es curioso porque al asomar la nariz a la botella huele totalmente a una birra de trigo oscura. Precisamente ayer me apreté una Tap 7 y era exactamente ese mismo aroma a trigo pero en plan intenso.

Una vez servida y aireada sigue teniendo un rollo muy afrutado y parecidillo a lo de antes, como a plátano maduro con miel o algo así, pero de alguna manera también me recuerda a una belgian ale, que es lo que es. Es posible que ambos olores sean parecidos y sea la primera vez que los conecto. Aspirando mucho tenía un puntito cítrico más cercano a lo que yo esperaba, pero vaya, me pareció que muy poca cosa.Poperings Hommelbier - details

El primer trago me encandiló. Qué rica! nada más entrar en la boca, de alguna manera quiere ser empalagosa (me recordó de nuevo a miel, y quizá fruta escarchada, tipo la de los roscos de Navidad) pero antes de que le diera tiempo se volvía amarga, lupulada, algo cítrica.

Lo curioso del caso es que me pareció que, una vez tragada, el regusto era dulce de nuevo (aunque ahí es donde suelo notar yo más el lúpulo, el amargor), pero a los pocos segundos se empezaba a notar calentita, alcohólica en la garganta, compensando de nuevo ese curioso dulzor (sus 7.5º, si bien no son desdeñables, tampoco son para tanto).

Pues me pareció una muy buena birra, la mar de curiosa. Dulce pero sin empalagar, con su punto original pero muy belga a la vez. Para repetir, y además, tiene un precio asequible en comparación con lo habitual: la compré a 1.85€ en La Boutique de la Cerveza.