Una cerveza al día… … mantiene al doctor en la lejanía

13Oct/145

HaandBryggeriet Sundland Kreosot

HaandBryggeriet Sundland KreosotHaandBryggeriet Sundland Kreosot - http://www.ratebeer.com/beer/haandbryggeriet-sundland-kreosot/161249/

Pensé en darle salida a alguna de las birras que tengo cogiendo polvo, y me encontré con ésta de la noruega HaandBryggeriet, una de las que me regalaron Pau y Rosana cuando me visitaron, y cuyo estilo es uno de esos modernos: black IPA, una denominación que en teoría no tiene mucho sentido (la P de IPA es de pale, pero parece que IPA ya se usa como sinónimo de "tiene mucho lúpulo"), pero oye, que si la birra está rica yo no me voy a quejar 😀 .

Pinta bien: negra negrísima, opaca a transluz y con una poderosa espuma (no hay más que ver la foto :-D).

Acercado el hocico, se me escapó un "uf qué bien huele", seguido de "aquí ni lúpulo ni na": me pareció que olía dulce, como una porter de esas achocolatadas (la de Meantime se me vino), pero con un algo muy rico y nada dulce, un algo... coña, está ahumada. Lo más curioso es que a Carol, poco de negras, menos de lúpulo y en absoluto de ahumadas, decía que olía rico, rico 😀 , tipo Orval 😕 .

El trago me pareció que seguía la misma trayectoria: muy dulce, tirando otra vez a porter un poco, pero con un final de eso que digo "no es salado, pero me hace pensar en cosas saladas" 😆 y que tengo asociado con birras ahumadas.

Al final rascaba el paladar, tipo lúpulo, pero sin dejarme sentir el amargor, lo que contribuía a un trago realmente intenso, más de lo que sugerirían sus relativamente moderados 6.5º (no es que haya que meter grados para tener intensidad, pero parece que es lo que se lleva).

Es curioso, quizá fue la sugestión pero a ratos me pareció que el trago me recordaba a la Orval, aunque seguía sin encontrarle el lúpulo. Para sumar curiosidades, la segunda copa hizo que el aroma se volviera un poco loco, como a gominolas oxidadas mezclada con todo lo de antes 😆 no sé explicarlo mejor ya que era muy curioso. También me pareció que el sabor tiraba más hacia el lado oscuro de la vida, así tipo café.

Pues me pareció una muy buena birra, un poco deslabazada a ratos pero muy intensa y sabrosa, de esas de beber a sorbitos con una buena peli, y encima bastante contenida en alcohol, aunque no de precio: ésta fue un regalo, pero por ejemplo en Zombier la tienen y sale a 5.50€ , y no es que sea esa una tienda cara.