Una cerveza al día… … mantiene al doctor en la lejanía

13May/158

BrewDog / Lost Abbey Lost Dog

BrewDog : Lost Abbey Lost DogBrewDog / Lost Abbey Lost Dog - http://www.ratebeer.com/beer/brewdog--lost-abbey-lost-dog/160824/

La escocesa BrewDog es tan buena en su márketing como en sus cervezas: no hay más que ver el envoltorio que lleva esta colaboración con la estadounidense The Lost Abbey (los americanos también saben un rato de cómo vender 😀 ), que invita a guardarla con respeto un par de años y abrirla en una ocasión especial. Y mira tú por dónde que esta entrada es la número 400 y esta cerveza lleva casi dos años esperando su turno (aunque fue embotellada incluso antes, en mayo de 2012). Bueno, vale, en realidad tengo otras más "indicadas" para la ocasión, pero ésta es la única que no está en el desván 😆 .

Esta imperial porter añejada en barricas de ron durante un año lucía negra, aunque se dejaba ver granate a trasluz. La espuma beige oscuro era muy gaseosa y desapareció rápido.

Al asomar la nariz al cuello de la botella salía un olor dulce muy agradable, que me hizo pensar enseguida en esos bombones rellenos de licor. Ya servida, me gustó mucho lo que me llegó, olía a puro chocolate negro, pero algo más dulce, como... no sé, como una mousse oscura. No me pareció que fuese muy ronera en nariz, pero tampoco es que haya tomado muchos rones en mi vida. En cualquier caso olía sencilla pero realmente rica.

El trago me pareció muy rico también, curiosamente se me hizo muy afrutada, dulce pero chocolatosa y muy ligeramente cafetosa, como una quadrupel belga venida a imperial stout, como... anda, como la Black Albert, quizá menos intensa, pero muy sabrosa y agradable.

Me pareció también que tenía una.. textura licorosa, por así decirlo, cremosa y dulce, engañando al paladar respecto a su alcohol, que sólo se notaba en forma de agradable calorcito en la garganta (tiene 11.5º de nada). Imposible saber si el pensar en ron fue o no sugestión, aunque si me recordó a alguna otra birra en la que he mencionado esta bebida (siempre titubeante por no tener mucha idea de rones, eso si 😀 ).

En fin, me pareció muy buena, una pedazo cerveza de postre para terminar el día la mar de rica. Esa diferencia entre el aroma y el sabor, pareciéndome los dos tan agradables... en fin, no le pongo ninguna pega excepto que si no fuese un regalo del amigo Pau (como siempre, muchas gracias!) seguramente nunca la hubiese comprado, pues no me quiero imaginar el precio.

3Mar/154

De Molen Rasputin Laphroaig/Caol Ila Barrel Aged

De Molen Rasputin Laphroaig:Caol Ila Barrel AgedDe Molen Rasputin Laphroaig/Caol Ila Barrel Aged - http://www.ratebeer.com/beer/de-molen-rasputin-laphroaig-caol-ila-barrel-aged/212413/

Me apeteció un copazo así de pronto, y como no es cosa habitual últimamente, decidí echar mano de alguna de las joyas que me trajo Pau cuando estuvo de visita.

Tras el largo nombre de esta cerveza de la holandesa De Molen se esconde una de las versiones añejadas en barrica (de dos diferentes marcas de whisky escocés, LaphroaigCaol Ila) de una de sus imperial stout estrella, la Rasputin (aunque creo que la entrada enlazada corresponde a una receta anterior).

Al abrirla, me llevé el primer susto: geiser que te crio, y corriendo a servirla para que se derramase lo mínimo. La espuma, como se ve en la foto, no podría ser más generosa. Por lo demás, parecía negra pero era granate a transluz, más de lo que esperaba.

Asomado el hocico, continuan las sorpresas: no olía prácticamente a nah, y eso en una imperial stout envejecida en whisky es raro, raro. Disipada la espuma empezó a oler, pero a... vino tinto? Tenía un fondo dulce y quemado, pero muy tapado por ese rollo que recordaba precisamente a cervezas como la de antes de ayer, la Bacchus.

Servida sigue el mismo camino y yo ya no puedo sino preguntarme si es que está pocha o qué. Seguía dominando el rollo a vino tinto, con un regusto más a ... como a humo, o a tabaco, más imperial stout ruda, como a mi me gusta, pero al rato se iba y se quedaba ese rollo agrio en los carrillos.

Hablando con Pau por whatsapp a él le pegaba que estuviese contaminada, pero ya por curiosidad, leyendo opiniones en Ratebeer mucha gente comentaba que dominaba la acidez, así que ya no sé qué pensar. Luego lei este comentario y me dije "tate! mi botella también es de marzo de 2013!"

En fin, una pena, no me quiero imaginar lo que costaría en su día (es de esas de tirada limitada) como para que te salga pocha. Ya lo siento por el bueno de Pau, que fue el que me la regaló junto con otras tantas.

5Dic/140

HaandBryggeriet Odin’s Tipple Eikefatlagret

HaandBryggeriet Odin’s Tipple EikefatlagretHaandBryggeriet Odin’s Tipple Eikefatlagret - http://www.ratebeer.com/beer/haandbryggeriet-odins-tipple-eikefatlagret/201051/

Siendo la Odin’s Tipple normal la primera de la noruega HaandBryggeriet que probé, tiene sentido terminar con la versión de dicha cerveza añejada en barricas de roble (qué milongas soy, si en realidad sólo tenía 4 botellas de esta marca 😆 ) que, como todas las demás, vino de regalo con la visita de Pau a Munich (muchas gracias!).

Servida es realmente impresionanete lo oscura que es, cae como petroleo, es totalmente opaca y forma una espuma marrón oscuro que madre mía qué pintaza 😆 .

Además, sólo con servirla ya se olía un aroma dulce, entre vino y bizcocho, que daba gusto. Curiosamente, a pesar de la primera impresión de ser aromática, al asomar la nariz lo que llegaba lo hacía de forma más atenuada: me pareció nuevamente un olor parecido al de un bizcocho al licor, o esas cerezas de tarta, con un final algo parecido al del vino al inspirar mucho.

El sabor no deja duda: es tirando a ácida, ligeramente avinagrada, un poco tipo una Rodenbach Grand Gru pero mucho más avinada. Supongo que sería la famosa barrica, pero el caso es que de imperial stout le quedaba poco, para mi decepción. Quizá un poquillo de saborcito quemado al fondo, y el calorcito alcohólico, muy discreto para mi sorpresa (tiene 11º nada menos).

Pues me dejó con sensaciones opuestas. A pesar de parecerme una buena cerveza, no soy demasiado fan de las ácidas que tiran tanto hacia el vino, y encima habiendo probado la original sin barrica sólo podía pensar: qué manera de arruinar una gran cerveza! Fue un regalo de Pau (gracias!) así que no sé precios, pero me imagino que no bajaría de los 7€.

30May/144

Struise Cuvée Delphine

Struise Cuvee Delphine

Struise Cuvée Delphine - http://www.ratebeer.com/beer/struise-cuvee-delphine/94955/

5_ffdaPues resulta que ya estamos en el 5º FFdA (o Fin de Semana Fondo de Armario, básicamente una excusa para que las birras más polvirientas olvidadas al fondo vean la luz :-D), convocado como siempre por el amigo Birraire. Hace tiempo que no me pimplo una imperial stout y justo esta belga de Struise es la birra más viejuna que tengo en mis armarios, al menos aquí en Munich. Podéis ver cervezas de ediciones anteriores en la etiqueta FFdA, o sólo las de esta quinta edición.

Esta cerveza es una versión de su espectacular Black Albert envejecida en barricas de bourbon Four Roses, y en mi botella dice que es la tirada del 2009 (lote o batch 14, para ser más exactos 🙄 ), aunque yo la compré a mediados de 2012 si no recuerdo mal, por lo que lleva conmigo algo menos de 2 años. Ya va siendo hora 😀 .

En fin, el aspecto es tela: negra negrísima, espuma marrón, y cae como brea a la copa, ya a la vista es cremosa.

Huele que alimenta, muy parecida a la Black Albert, muy belga, afrutada, dulce, como a bizcocho al licor, de esos que llaman borrachos. Me recordó un poco unas peras al vino o algo similar... quizá al glühwein o vino caliente que se toma por aquí en Navidad. Quizá aspirando mucho olía un poco a vainilla. Será el bourbon? Esto de no saber de whiskeys no ayuda 😆 .Struise Cuvee Delphine - details

Si bien el aroma es delicioso, me lo esperaba más agresivo. En cambio, el sabor no deja nada a la imaginación. Sabrosa como pocas, nuevamente muy belga, como una quadrupel cambiando parte del dulzor por sabor quemado, tipo imperial stout, tipo café, pero mucho menos que otras del estilo: aquí lo que domina es la fruta, fruta oscura, madura... cerezas? no sé, pero cada sorbo tiene mucha chicha.

Además en la lengua se notaba cremosa, tipo un licor crema, pero mucho más... compleja 😆 (me entra la risa cuando lo digo, pero es que es verdad). 13º? Dónde? Ah, si, un poquiño de calor en la garganta, pero vamos... traicionera como pocas, si no fuera porque toda esa sabrosura invita al trago tranquilo, tomándola como cerveza de postre con un brownie por ejemplo (aunque yo, a falta de tal, la usé para acompañar unas costillitas de nada).

En fin, es de las mejores que he probado, tremendamente bien hecha y a pesar de ser tan potente, de alguna manera me parece apta para todos los gustos (dentro de lo que cabe 😀 ). Eso si, no sé decir si la diferenciaría de la Black Albert, tendría que tomar ambas a menudo para estar seguro, y no creo que ocurra, ya que su precio está a la altura de su calidad: en su día me costó 4.25€ en El Cervecero.