Una cerveza al día… … mantiene al doctor en la lejanía

9Sep/110

Mammoth Ahwahnee Amber Ale

La_foto

Mammoth Ahwahnee Amber Ale - http://www.ratebeer.com/brewers/mammoth-brewing-company/1931/

Una amber ale artesanal (en Ratebeer aparece la cervecera, pero no esta cerveza) que compré en el lodge en el que me alojé en Yosemite, con un color naranja oscuro transparente y una espuma que parecía crujiente, pero que luego se deshizo en su mayor parte.

El aroma me pareció muy apetecible, un suave dulce como acaramelado, que me recordó lejanamente a la otra amber ale que he probado, la 5a.m de Brewdog. También me pareció notar un poco el lúpulo, pero sólo en la botella, ya que al servirla me pareció más eso que me recuerda a algo salado, como en la Tumbler de Sierra Nevada del otro día. A mi novia le parecía que olía como a pavo en lonchas o algo así 😆 .

El sabor me pareció que era un poco flojete, quizá ya me he hecho a las cerves super lupuladas de aquí :-D. Tenía un regusto que me parecía parejo al sabor, muy suave. Entraba bien 🙂 y sus 5.6° no pegaban.

Nada del otro jueves, pero rica, sencilla e ideal para hidratar tras una caminata de 10kms por el Gran Cañon :-D.

30Mar/112

BrewDog 5a.m Saint

Brewdog_5a

BrewDog 5a.m Saint - http://www.ratebeer.com/beer/brewdog-5am-saint/107269/

Una nueva marca, estilo y país (escocesa en este caso), con una etiqueta que me gusta mucho (tanto la estética como el provocativo mensaje de esta ale ambar iconoclasta). Con un color naranja rojizo translúcido, y una espectacular espuma cremosa que duró con bastante entereza. El aspecto de botella y vaso (una pinta de Murphy's cortesía de mi amigo Lázaro, ¡muchas gracias!) era espectacular :-).

Al olerla... ¡esto es nuevo! Muy dulce, pero diferente a lo que he probado hasta ahora. Lo primero en que pensé fue en chucherías (que por cierto no me gustan). Luego le estuvimos dando vueltas un rato y coincidíamos en que olía como a albaricoque, pero no a albaricoque en si, sino a las cosas que huelen a esa fruta (como por ejemplo el famoso champú del anuncio). Pero no era solo eso... a mi novia le parecía licor de frambuesas o algo similar. Para mi, era una mezcla entre albaricoque y sirope de fresa como el que se echa en las tortitas y que a palo seco es muy empalagoso. No sé, era muy curioso y muy diferente. Agradable, bastante intenso, y muy original y raro :-).

El sabor, sin embargo, me pareció que escondía todo eso tras algo que a mi me recordó bastante a ese ácido-amargo característico de las Flying Dog que he probado (¿será que ambos perros usan los mismos lúpulos? ¿será por esa técnica de dry-hopping que también parece que usan los de Orval?). Ese sabor me pareció suficientemente suave para que la cerveza fuese muy bebible, pero a la vez era bastante persistente. Seguía notando un sabor que casaba con el aroma, pero estaba muy escondido. Me impresionan mucho estos contrastes entre aroma y sabor que logran algunas cervezas.

Me pasa un poco como con otras rarezas. No me veo repitiendo a menudo porque no casa totalmente con mis gustos. Pero el aroma y su contraste con el sabor me pareció muy conseguido, y si te gusta probar cosas nuevas, creo que merece mucho la pena. La compré en El Cervecero a 2.15€.