Una cerveza al día… … mantiene al doctor en la lejanía

3oct/122

Dougall’s Tres Mares

La_foto

Dougall's Tres Mares - http://www.ratebeer.com/beer/dougalls-tres-mares/166060/

Tras un septiembre muy alemán, decidí empezar con octubre con algo más local, una brown ale que era la que me faltaba por probar de la cervecera española Dougall's, hasta ahora ha sido un valor seguro con su espectacular 942 y su deliciosa Leyenda. Servida en el vaso que ya es para mi el fijo para artesanas españolas 😆 tenía un color entre granate y marrón, algo turbia y con una espuma beige que aguantaba el tipo.

Aunque al acercar la nariz a la botella mi cerebro dijo chocolate (con voz de Homer 😀 ), servida era más extraña... se me hizo como una agradable combinación de caramelo con un poco de cítrico y eso que huele a pino de fondo... aunque conforme pasaron los tragos, se fue haciendo con el protagonismo naricil :-) . Me encantó el aroma.

El sabor en cambio no me sedujo al primer trago, aunque luego terminó haciéndose conmigo. Me esperaba algo más dulce, pero aunque el dulce estaba muy presente (rollo caramelo de nuevo), enseguida pasaba a un segundo plano por un amargor un poco a la IPA (aunque más suave), y con un tacto bastante rudo... era como áspera al pasar por la boca.

Al cabo de dos tragos estaba disfrutándola como un enano, pero las expectativas siempre influyen y eso de brown ale despista a cualquiera... ¡todas las que he tomado de ese estilo tiran más hacia cosas tipo chocolate o café!, pero ésta era lupulada como ella sola (entre eso y el color me recordó más algunas amber ale que he probado).

Curiosamente, a pesar del tacto áspero, de que me pareció bastante seca en el paladar y de ser realmente sabrosa, era a la vez muy refrescante y se bebía sola (lo que por otra parte no entraña peligro ya que tiene unos moderados 5.2º). Curiosa y muy rica.

En fin, me quito el sombrero, esta gente me da una brown ale lupulizada, que nunca diría que es una combinación que me encante, y no puedo sino decir que muy buena cerveza, para repetir con frecuencia y acompañar la comida (a mi me apeteció algo cocinado con mucho ajo, quizá pescado al horno). Además, nuevamente, su precio es competitivo respecto a la competencia local, ya que me costó 1.90€ en Lupulo A Mansalva.

20sep/120

Allgäuer Brauhaus Alt Kemptener Weisse

La_foto

Allgäuer Brauhaus Alt Kemptener Weisse - http://www.ratebeer.com/beer/allgauer-alt-kemptener-weisse/6737/

Esta marca se veía bastante por la zona del castillo de Neuschwanstein, y me dio curiosidad, aunque sólo tenían la típica pils y la no menos típica dunkel weisse que me bebí en nuestra primera noche berlinesa. Turbia como siempre, y en el grupo de las naranja oscuro casi marrón (poco oscura para una dunkel), aunque la espuma era efervescente y poco duradera para variar :-(.

Al abrirla ya se olía el olor típico de las cervezas de trigo, y una vez servida me pareció bastante aromática: el típico dulce afrutado que recuerda al plátano y algo quizá cítrico, quizá como a piel de naranja, como algunas belgian ale. Muy apetecible :-).

El primer trago sin embargo me decepcionó un poco, se me hizo algo plana, floja, con un suave amargor que siempre me recuerda al del té y ligeramente aguada. Curiosamente con el paso de los tragos ganó, bajando bastante rápido (en parte también por mi sed 😀 ) y notándose un pelín lo del aroma (de hecho Carol al primer trago dijo que sabía a Fanta 😆 ).

Bueno, una buena dunkel weisse, con un aroma muy apetecible y un sabor agradable, sin más (ni menos). Como la mayoría por Baviera, barata, 0.90€ el medio litro.

12sep/120

König Ludwig Weissbier Dunkel

La_foto

König Ludwig Weissbier Dunkel (también conocida como Prinzregent Luitpold Weissbier Dunkel) - http://www.ratebeer.com/beer/konig-ludwig-weissbier-dunkel/8947/

Tras la pertinente visita al castillo de Neuschwanstein, parecía muy apropiado abrirse esta weissbier dunkel de la marca alemana que lleva el nombre del que mandó construirlo (König Ludwig II en este caso). Al servirla, espuma masiva y de excelente duración, acompañando un color naranja oscuro que no parece propio de una dunkel, aunque es tan turbia como corresponde a una hefe weisse :-). Un aspecto la mar de apetecible, vaya.

Es curioso que al abrirla se olió enseguida el típico olor dulce como a chocolate suave, incluso sin acercar la nariz, pero una vez servida era muy ligero, no muy notorio. Además, al principio me olía así, dulce achocolatada, pero con el paso de los tragos se parecía más al típico olor a cerveza de trigo, que recuerda al plátano.

El sabor me pareció bastante típico, empezando con un poco de dulzor suave afrutado de estas cervezas, pero me pareció que el postsabor era más amargo de lo habitual, seco incluso, dejaba la lengua lista para chasquear con el paladar :-D. Me gustó ese toque diferente, aunque al tener un poco de gas de más y un ligero toque como aguado al final, tampoco me encantó, terminando por hacerse ligeramente aburrida.

Bueno, una cerveza de trigo más, buena en mi opinión (aunque tengo debilidad por el trigo :-D), pero su hell la recuerdo mejor. Eso si, precio imbatible, 0.95€ en un pueblo perdido.

25ago/123

Britt Ar-Men Blanche

Britt_ar-men_blanche

Britt Ar-Men Blanche - www.ratebeer.com/beer/britt-ar-men-blanche/32724/

Con el verano cerca de terminar, decidí seguir dándole a las cervezas refrescantes antes de que vuelva el duro invierno (y con él, las duras imperial stout, qué sufrir 😆 ). Esta witbier francesa (aunque el estilo es de origen belga, parece que en Francia también le dan bastante, sobretodo en las partes más cercanas) lucía un color amarillo clarito (aunque no tanto como otras witbier), y era turbia como ella sola, además de tener una espuma que duró más bien tirando a poco, hasta el punto de no quedar nada :-( .

El aroma... ummm, era curiosete, más dulce que lo que recuerdo del estilo, sobretodo en la botella. Ya en el vaso era cítrica (me recordó bastante a algo tipo cáscara de lima), como acostumbran las cervezas blancas belgas, quizá más dulce que otras, con un olorcillo como a flores, y diría que más.. especiada. Supongo que el cilantro era lo que predominaba, ya que era el mismo tipo de "especiamiento" que otras witbier.

En cambio, al darle un trago, era bastante amarga - quiero decir, para lo que esperaba teniendo en cuenta el aroma. En realidad era bastante suave, con un amargor ligero y quizá monótono, pero en absoluto desagradable. Me recordó un poco en ese sentido a la L'Anjub Lug. También tenía, claro, esos toques de trigo propios del estilo, pero me pareció que el amargor era lo que predominaba.

Bueno, una buena cerveza, nada fuera de lo común pero agradable, ideal para tomar algo refrescante y sencillo (en inofensivo, ya que tiene 4.8º) durante el aperitivo. Me la regaló mi hermana junto con otras cervezas de la bretaña francesa (¡muchas gracias 😀 !) tras un viajecillo que hizo por allí (y que, casualidades de la vida, coincidió en tiempo y región con el de Lupuloadicto, cuya crónica no os recomiendo leer si no queréis sufrir de envidia :-D).

15ago/123

Spigha Gurugú

Spigha_gurugu

Spigha Gurugú - http://www.ratebeer.com/beer/spigha-gurugu/157273/

Tras el buen recuerdo que me dejó su Na Valora en el AMCA, tenía ganas de probar en casa alguna variedad de esta cervecera española (de Alcoi, para más señas). Esta Gurugú, que casi era más naranja que marrón (al menos a trasluz), además de bien turbia y con una duradera espuma, es de tipo brown ale, estilo del que hasta ahora no he probado nada que no estuviese rico, pero tampoco nada que me entusiasmase.

Al abrirla y acercar, sin embargo, no me pareció de ese estilo: un fresco aroma que ya asocio al lúpulo se vino rápidamente al hocico. Sin embargo, al empezar a servirla si que empecé a pensar en ese aroma muy a caramelo, supongo que a malta en realidad, que a ratos recuerdan un poco a azucar moreno o similar. Pero siempre parecía mantenerse en un terreno que se me hace más moderno, ahora que se lleva todo lo lupulado :-D.

El sabor seguía un poco ese rollo, con un dulce maltoso que luego me dejaba un agradable amargor, pero muy ligero todo, incluída su pequeñísima pero muy frecuente burbuja. Me recordó un poco a esas sorpresas oscuras y ligeras de este verano como han sido la Sagra Roja o la Lluchs Bio, cervezas que a pesar de ser rollo caramelo, me resultaban muy ligeras y refrescantes, cosa que al principio me parecía un poco incompatible.

Ésta Gurugú se me hizo un punto por debajo de aquellas, igual de bebible y refrescante, pero algo menos sabrosa. Una buena cerveza, para repetir, sino fuese porque sus 2.25€ en Lupulo a mansalvase me hacen un poco cuesta arriba.