Una cerveza al día… … mantiene al doctor en la lejanía

29Dic/124

Vicaris Winter

Image

Vicaris Winter - http://www.ratebeer.com/beer/vicaris-winter-2012/189640/

Y sigo la ronda de navideñas (o de temporada invernal como parece ser en este caso) con esta belga de la cervecera Dilewyns, desconocida hasta ahora para mi (y las cientos que me quedan por descubrir de ese pequeño país 😀 ).

Servida, luce oscura y turbia, con un color entre marrón y granate, y una espuma beige de la que queda un dedo al cabo de un rato, pero que dura.

El aroma... ummm, ¡rico!. Tanto en botella como recién servida me olía a caramelo (de hecho, a piruleta roja, de esas con forma de corazón 😀 ) pero luego según bajó la espuma empezó a olerme a toffee, sirope, y un poco a chocolate, además del típico olor especiado belga. Muy Rochefort 10, lo que sólo puede significar cosas buenas 🙂 .Vicaris Winter details

El trago me recordó de nuevo a esa magnífica cerveza, sin llegar a su nivel, pero muy agradable: con ese sabor que a mi me hace pensar en toffee y en praliné (vaya, chocolate y caramelo :-D). Esta vez me recordó un poco a vainilla, no creo que se notase más que otras, símplemente me hizo pensar en eso.

También se dejaban notar sus 10º, que contrarrestaban tanto dulce sin llegar a molestar, pero calentando la boca. Aun así, me pareció que estaban muy logrados, no se me hizo nada desagradable, lo que hizo que fuese algo traicionera.

Pues oye, muy buena, a pesar de llegar a ser ligeramente empalagosa (mi mujer dijo que era "cerveza de postre total"). Quizá fue porque iba con otra idea y las sorpresas siempre se agradecen (y no encuentro muchas cervezas que me recuerden a la Rochefort), pero la verdad es que me pareció una cerveza para repetir en noches frías y acompañar de, dejémonos de guisos navideños, unas buenas lentejas 😀 (aunque con el cordero asado no le haría el más mínimo asco 🙂 ). Cuesta unos pelín elevados 2.45€ en Cervezas Especiales.

8Dic/120

La Trappe Quadrupel

La Trappe Quadrupel - http://www.ratebeer.com/beer/la-trappe-quadrupel/4565/

Y tras una cerveza rica pero pelín aburrida, decidí atacar esta quadrupel, un estilo que siempre va servido de sabor y alcohol, y por lo tanto de aburrido tiene poco 😀 . A esta belga de la trapense holandesa La Trappe le tengo, además, cierto cariño: fue de las primeras cervezas que encontré en España en una cervecería tras regresar de Bélgica, justo cuando empezó todo esto 🙂 , así que me trae buenos recuerdos.

Al servirla luce la mar de apetecible, con un color granate tirando a marrón, no demasiado oscura, turbia, y con una espuma con un aguante aceptable.

Al quitar la chapa ya se huele de lejos un perfume afrutado (y digo perfume porque me pareció que se notaba algo alcohólica). Una vez servida no era tan intensa, pero aun así dejaba un buen rastro de lo que me hace pensar en fruta oscura, tipo ciruelas, con un toque... um. Por más vueltas que le doy, me hace pensar en jabón o nuevamente perfume, pero en plan agradable por raro que suene 😆 .

El trago es, como esperaba, bien dulce, afrutada, y otra vez con ese regusto raro que hoy me hace pensar en jabón. Sin ser desagradable, que es lo más curioso. Lo comenté con mi mujer y ella me dijo que estaba muy rica y cremosa, pero no concluimos nada acerca del tema 😆 . El caso es que me pareció que conforme pasaban los tragos dominaba más y más.

Quizá se me hizo un poco más floja de lo que recordaba, por una vez y sin que sirva de precedente yo iba buscando una cerveza peleona y resulta que sus 10º pasaban un poco desapercibidos (aunque otras veces que la he tomado si he notado ese alcohol compensando el dulce), y además tenía poca burbuja (lo que por otro lado es de agradecer en este tipo de cervezas). Eso la convirtió en una cerveza la mar de traicionera. La segunda parte la acompañé de una tapa de níscalos al ajillo con chorizo, y el dulce compensaba muy bien ese picante.

Pues muy buena, que voy a decir si le tengo cariño 🙂 . A pesar de ser tan dulce y tener ese raro toque perfumado, no me empalagó (aunque quizá la botella entera a palo seco lo habría hecho). Y aunque eché de menos un poco más de pegada alcohólica para compensar, es una cerveza que nunca me sorprende, pero tampoco me defrauda. Sé lo que esperar de ella, vaya :-). Además cuesta unos razonables 1.99€ en Cervezas Especiales.

1Nov/120

Abbaye des Rocs Grand Cru

Image

Abbaye Des Rocs Grand Cru - http://www.ratebeer.com/beer/abbaye-des-rocs-grand-cru/7684/

La Brune de esta cervecera belga (que me da la impresió de que es relativamente poco conocida para la calidad de sus productos) fue una de las primerísimas, y aunque en aquel momento el estilo no me encantaba, la recuerdo como una cerveza muy impresionante, con su poderoso aroma y su nulo sabor a alcohol. Casi dos años después me hice con un par de estas Grand Cru, una belgian ale prometedora de la que se me salió casi la mitad (y no paraba, tuve que correr a servirla) al abrirla 🙁 y que lucía un color entre granate y marrón, tipo tierra oscura, y era turbia y con muy poca espuma beige.

El aroma se me hizo ligero (sobretodo dados los antecedentes 😀 ) pero muy agradable, totalmente a caramelo, me hizo pensar en ese tipo de caramelo cristalizado que a veces se usa para recubrir el arroz con leche. Tenía el típico carácter afrutado belga, de ese que te hace pensar en fruta roja oscura, e incluso por un momento me recordó un poquito a la Rodenbach Grand Cru, qué curioso... No diría que tenía rollo vinagre, pero mi cerebro se empeñaba en hacer esa conexión, se empeñaba en pensar en el adjetivo terrosa, que nunca se me había venido antes, pero que diría que la Rodenbach también tiene algo de eso. En fin 😀 .

El sabor era sorprendente para una cerveza de 9.5°, podría pasar perfectamente por una dubbel de 6°, dulce, afrutada y acaramelada, sin apenas fondo de alcohol (lo noté en forma de agradable calor en los dos primeros tragos, pero ya). Espectacular 🙂 .A pesar de su dulzor no me pareció empalagosa, e incluso la noté un poco blanda, con poca burbuja. Creo que venía demasiado agitada y eso le hizo perder algo de carácter, así que tendré que probarla otra vez para confirmarlo... Era un detalle, en cualquier caso.

Muy buena, esta gente hace magia con el tema alcohol y dominan el sota caballo y rey belga como pocos. Para un guisote de carne, ideal. Además me costó unos baratos 2.03€ en Cervezas Especiales.

21Oct/125

St Feuillien Grand Cru

St_feuillien_grand_cru

St Feuillien Grand Cru - http://www.ratebeer.com/beer/st-feuillien-grand-cru/144092/

Me sorprendió encontrar esta cerveza de la belga St. Feuillien porque no me sonaba de nada (y no sé por qué, al fin y al cabo hay cienes de birras que no conozco 😆 ) y como las anteriores de la marca me habían gustado, me llevé esta belgian ale a ver qué se contaba. De elegante etiqueta, rubia y transparente (¡para variar!) y con una espuma blanca y algo gaseosa que duró, quizá en parte gracias al vaso.

El aroma me pareció muy... muy belga, dulce y muy afrutada, como cítrica, pero muy... limpio, por decirlo de alguna manera, como sin tantos matices (sin que sea malo, porque me pareció realmente agradable). Me recordó un poco a otras de las grandes rubias belgas potentes, como la archipoderosa Tripel Karmeliet. Me hizo pensar un poquito también en estos aromas entre hierba y fruta tropical que tengo asociado a algún tipo (¡o tipos!) de lúpulo, pero quizá era sugestión porque nunca lo había relacionado con este aroma (o quizá siempre estuvo ahí pero nunca lo había pensado antes).

El sabor me gustó menos (aunque estaba muy rica), también me supo dulce y afrutada, muy belga, con esos sabores que siempre me hacen pensar en piel de naranja o similar, pero quizá se me hizo ligeramente descompensada, algo dulce de más en la lengua y con un poco de amargo alcohólico en el postsabor (tiene 9.5º).

Aun así entraba bastante bien, pero no la recomendaría para tomar sola... era muy sabrosa, pero esos dos detalles centraban demasiado la atención. La segunda parte la acompañé con unas ricas patatas rellenas, y aun así se me hizo pelín larga. ¿Quizá le faltaba cuerpo de ese?

Aun así estaba buena, mejor para mi gusto que por ejemplo una Duvel o una Delirium, dos de las más típicas y que tanta gente tiene en un altar. Intensa y para tomar con un buen acompañamiento, me costó 2.18€ en Cervezas Especiales.

27Abr/125

Mikkeller Monk’s Elixir

Mikeller_monks_elixir

Mikkeller Monk's Elixir - http://www.ratebeer.com/beer/mikkeller-monks-elixir/72913/

Tras un tiempo sin darle a una cerveza de postre, me decidí por este elixir de los monjes del cervecero Mikkeller, conocido por su estilo "gipsy" (vamos, que va de cervecera en cervecera con sus recetas haciendo lo que le viene en gana :-D). Esta quadrupel, de hecho, se elabora en la belga De Proefbrouwerij, como muchas otras Mikkeller, aunque sea de procedencia danesa.

Al lío, que servida ya luce interesante, muy oscura, casi negra, pero con toques granates a trasluz, y una espumaza que hizo un copete como sólo un vaso trapense puede lograr :-D. La duración es otro cantar, lo normal.

El aroma ya se huele al abrirla, desde la botella, muy dulce, más suave de lo que esperaba. Me pareció de primeras afrutado, tipo ciruelas rojas muy maduras. También me parecía, aspirando mucho, que tenía un toquecito a algo dulce, primero pensé en chocolate, pero luego me pareció que era algo tipo vainilla (o batido de 😀 el caso es que me hizo pensar en algo lácteo). Aun así, era menos intenso de lo que esperaba. Luego, al empezar a beber, me recordó un poco al aroma del clavo (quitando ese toque como salado que tiene).

El sabor también es dulce de primeras, incluso parece que va a ser demasiado, pero justo al pasar de la lengua me dejaba un buen toque a amargo lúpulo que llenaba mucho el paladar (un sabor que se me hizo un poco parecido a la menta), y además el alcohol se deja notar con un agradable calorcito en la garganta (tiene 10º de nada), con lo cual quedaba bastante compensado.

Me pareció que tenía otro toque como ácido, no sé... quizá como un poco a madera (bueno, nunca he bebido zumo de madera, así que... a lo que me imagino que debe saber). Por momentos me hizo pensar en el whisky (bebida en la cual no puedo ser más profano, así que igual un buen whisky no tiene nada que ver 🙂 ) .

Um, pues no sé, ese último toque como a madera mezclado como algo que me recordaba a menta acabó dominando, incluso se notaba en el aroma, e hizo que se me hiciese ligeramente cuesta arriba hacia la mitad. Es curioso, porque luego al final, le volví a coger el punto y el último tercio lo disfruté mucho... excepto el último poquito, que entró medio solo, ¿quizá incluso un poco aguada? A lo mejor es que se me durmió un poco la lengua de tantos rollos :-D.

Desde luego, es una cerveza para tomar bien despacio, porque tiene unos cuantos matices y ese sabor que va cambiando conforme bebes. Por momentos me recordó un poco a la Gouden Carolus Christmas, no sé porqué. Diría que en aquella también había esos toques, pero en su momento no me fijé.

Las quadrupel no son mi estilo favorito de cerveza oscura (donde se ponga una imperial stout :-D...), pero aun así he probado cosas como la increible Rochefort 10 y diría que ésta le queda bastante por debajo. Estaba buena y me pareció "compleja", que diría aquel, pero los sabores que dominaban a ratos no eran mis favoritos. A mi novia, sorprendentemente, le pareció muy rica. ¿Algo está cambiando?

Aun así, una muy buena cerveza, aunque en su estilo hay mucha chicha y es difícil competir. Aun así, potente, sabrosa y algo traicionera como corresponde, pero no repetiré: no es la mejor que he probado y me costó unos muy caros 3.95€ en El Cervecero.