Una cerveza al día… … mantiene al doctor en la lejanía

24Dic/102

Chimay Blanche o Tripel

Foto

Blanche o - http://www.ratebeer.com/beer/chimay-blanche-%28white%29/52/

En vaso de Tanqueray nuevamente, ya que el vaso estaba siendo usado por un invitado (lo que me recuerda que necesito un vaso más, quizá uno tipo tulipán sea el siguiente :D).

El olor en botella no me dijo gran cosa, un aroma más bien de cerveza fuerte, como el que puedes oler en una botella vacía unos días después de beberte el contenido. Al servirla, un color casi opaco y una espuma muy apetecible que no dura mucho.

En la copa no noté un olor especialmente diferente, y al saborearla no me pareció un sabor especialmente elaborado. Tiene el amargor típico de cerveza, combinado con algo de acidez como la que puede tener una fruta tipo piña o cuando está ácida y hace que se te arrugue la lengua y el paladar. De hecho, es posible que algo del olor y el sabor me recordasen vagamente a una muy ácida.

El alcohol, 8º, no lo noté en el sabor, pero si en una gran sequedad, sobretodo un rato después de acabarla, e incluso esta mañana, al despertar con gran sed y la lengua un poco "arrugada".

Quizá tengo que darle otra oportunidad para confirmar, o símplemente no es mi tipo, pero era una cerveza que me apetecía mucho probar y que me ha decepcionado bastante :-(.

  • Pingback: Chimay Rouge « Una cerveza al día…()

  • JAB

    Pues en mi caso me parece increíble esta triple. Ahora bien es tremandamente seca y astringente. No es la ideal por tanto para rematar una rueda de cervezas belgas. Quizás no esté entre mis tres favoritas del género (Fin du Monde, Tripel Karmeliet y Westmalle) pero sí dentro del grupo de las mejores. Para gustos, colores. Con la de Westmalle también hay disparidad de opiniones. Salu2!

    • http://unacervezaaldia.es Deigote

      Nuevamente, una entrada de las primeritas, puede que mi opinión ya no sea la misma… aunque hace poco la reprobé y siguió sin parecerme una fuera de serie, aunque fue en malas condiciones, fría y acompañada de… ¡un perrito caliente :-D!.

      Con la Karmeliet y la Fin Du Monde coincido plenamente, dos auténticos monstruos :-D, y la Westmalle sólo la he tomado una vez y me supo a alcoholazo (hace poco compré otra para darle otra ronda y ver qué pasa, pero todavía no ha caído).

      Tengo una en el sótado desde que abrí el blog, o sea que lleva ya año y medio allí madurando. Cuando la re-pruebe, actualizaré la entrada :-).