Una cerveza al día… … mantiene al doctor en la lejanía

26Ago/152

Tegernseer Pils

Tegernseer PilsTegernseer Pils - http://www.ratebeer.com/beer/tegernseer-pils/86452/

Y de una alemana grandota que intenta apuntarse al las modas a otra much más pequeña que todo lo contrario: al menos de momento, Tegernseer (a la que da nombre el lago y pueblo al lado de la cervecera, cerca de Munich) tira de clásicos como pocas, y como ejemplo esta pilsener.

Esta lager lucía rubia y transparente, como manda el estilo, con mucha burbuja.

Nada más abrirla despidió bastante olor, igual que una vez servida, aunque no me entusiasmó lo que vino: una mezcla entre el típico olor a malta dulce, así entre pan y miel, pero con ese fondo que me recuerda a una menestra 😆 y que a veces se encuentra en las cervezas barateras. Tenía también ese toquecillo típico de lo que yo identifico con lúpulo europeo, así hierboso sin mucho caracter.

Al trago me sedujo algo más, quizá por la sed que traía 😀 , era ligera, con ese dulce-amargo tan característico de una lager rubia muy bien equilibrado, siendo un poco más lo primero al trago y un poco más lo segundo al regusto, y una burbuja que ahora si se notaba finísima y picosa. En fin, buena combinación para hacerla la mar de refrescante (sus 5º ayudaban).

Estaba buena, pero el aroma me tiró un poco p'atrás, y dado el nivel de su export, ni se me ocurre elegir ésta. Me costó 1€ en el misterioso Getränkemarkt del centro.

25Ago/150

Beck’s Pale Ale

Beck's Pale AleBeck’s Pale Ale - http://www.ratebeer.com/beer/becks-pale-ale/322238/

Seguimos con esa dicotomía imaginaria entre industrial y artesanal llevada a la alemana con Beck's, una cervecera de las grandotas que intenta ir de moderna con esta pale ale lupulada, que es lo que se lleva ahora. Las experiencias anteriores fueron satisfactorias (y contribuyeron en parte a una interesante reflexión en el blog de Pau) - a ver qué pasa con ésta.

Servida luce naranja y transparente, con una generosa espuma que aguantó bien el tipo.

Al destaparla salió bastante aroma, igual que una vez servida. Me pareció bastante maltosa, un poco tirando a festbier, así dulce con un toquecillo a miel. Al fondo, mucho y sólo al principio, se notaba un poco afrutada, pero vaya, si no supiese que es una pale ale igual ni lo hubiese pensado.

El sabor es raro. Como el aroma, ahora que lo pienso. De primeras no supe si para bien o mal - nuevamente me recuerda a una festbier, maltosa y panera (de hecho me hizo pensar en la Oktoberfest de Hacker-Pschorr), pero tiene un regusto que quiere ser eso que es un tipo fruta tropical de las birras lupuladas, pero sin llegar a serlo. Con los tragos concluí que no estaba mal, a pesar de tener, muy al fondo, ese amargo feo de lo que yo llamo cerveza de borracho :-D.

Estaba buena, pero me pareció que del lúpulo cascade que menciona la etiqueta ni rastro, y sus 6.3º no me compensan para lo que ofrece. No creo que repita - por 1€ no es mala compra en absoluto, pero la competencia para lo que ofrece es salvaje.

24Ago/152

Früh Kölsch

Fruh Kolsch Früh Kölsch - http://www.ratebeer.com/beer/fruh-kolsch/7777/

Vuelvo a la vida bloguera con un tipo de cerveza alemana que nunca había probado, Kölsch, típica de Colonia, y que no tengo claro si es ale o lager pues parece que fermenta a alta temperatura (que yo pensaba que era propio de una ale) pero luego se somete a un proceso de lagerización. En fin, a lo que interesa 😀 .

Servida, esta temprana (Früh en alemán) luce rubia, muy clarita y transparente, sin apenas burbuja a la vista.

Asomado el hocico poco a poco fue asomando un aroma muy de cerveza de toda la vida, ese dulce-amargo tan característico de una lager rubia, pero era como... limpia, delicada incluso. Olía ligera y elegante, quizá un pelín apagada pero invitando al trago.

Una invitación que no dude en aceptar 😀 y quizá es porque llevo unos cuantos días a base de Mahou frías, pero esto era pura delicadeza, al menos a su lado: muy ligera, refrescante, de burbuja pequeñísima, me pareció que dominaba el lúpulo (me supo pelín cítrica, así hierbosa) pero no era apenas amarga, curiosamente.

Ese trago tan fácil y refrescante pero de sabor algo curioso hacía que fuera ligeramente adictiva, y con sus 4.8º se podría beber a litros - algo muy alemán, por otra parte.

Pues me gustó: buena y sin virguerías, me podría tomar una de estas a diario sin mayor problema. Habrá que seguir indagando el estilo... Me costó 1€ en un getränkemarkt bastante escondido cerca del centro de Munich. A ver si vuelvo y me entero del nombre 😀 .